GP China 2019: Análisis de las estrategias

Parada de Daniil Kvyat | Fuente. @ToroRosso (Twitter)

El pasado Gran Premio de China nos brindó de nuevo una carrera a dos paradas para la mayoría de la parrilla, destacando el papel de Red Bull para inducir a los líderes a una segunda parada. Las estrategias fueron el hecho que desencadenó toda la polémica tras la mala gestión de Ferrari entre sus pilotos.

En la cabeza de carrera, Hamilton y Bottas no tuvieron problema para cuadrar sus estrategias. Bottas fue el primero en parar, en la vuelta 21; y Hamilton paró una vuelta más tarde, ambos para poner el neumático duro. Después, para copiar la estrategia a Verstappen, ambos Mercedes entraron a boxes en la misma vuelta (36). No hubo cambio de posiciones y se mantuvieron así hasta el final de la carrera.

El verdadero interés estratégico estuvo en la pelea por el tercer puesto, entre Vettel, Leclerc y Verstappen. Verstappen fue el primero en parar (vuelta 17), forzando a uno de los dos Ferrari a perder posición. Vettel pudo salir delante del holandés, parando en la 18, mientras que en Ferrari intentaron buscar una alternativa para recuperar la posición con Verstappen, alargando la parada del francés. Viendo la falta de ritmo del Ferrari #16, decidieron pararle unas vueltas más tarde, ya en la vuelta 22. Parecía que la carrera se estabilizaba, pero Verstappen sorprendió volviendo a parar en la vuelta 34, esta vez para poner el medio, y Ferrari decidió parar a Vettel en la 35. Leclerc, que tenía los neumáticos más frescos, no paró hasta la vuelta 42, pero ya era demasiado tarde para alcanzar a Verstappen.

Los dos Mercedes camino de su tercer doblete en 2019 | Fuente: Mercedes AMG F1 (Twitter oficial)

Mientras tanto, Pierre Gasly, en tierra de nadie, hizo la misma estrategia que su compañero de Red Bull, añadiendo una parada para conseguir el punto que otorga la vuelta rápida.

La zona media de la parrilla fue un triunfo de las estrategias a una sola parada frente a las tácticas a dos pasos por boxes. Los cuatro pilotos que quedaron en posiciones de puntos realizaron un solo cambio de neumáticos. Albon y Ricciardo optaron por alargar su stint con el blando, para luego llegar hasta el final con el duro (siendo Ricciardo el que más aguantó con el duro – 37 vueltas). Mientras, sus rivales Räikkönen y Pérez pudieron realizar un primer stint con el medio y retrasar su parada unas 5 vueltas (en el caso de Räikkönen) respecto al resto. Sin embargo, Pérez optó por parar una vuelta después de que lo hiciera Daniel Ricciardo, para evitar en undercut del piloto de Renault. La estrategia de Albon le valió para remontar 10 posiciones tras salir desde el Pit-Lane por su choque en los Libres 3.

Estrategia por piloto | Fuente: @pirellisport

Los que fueron a dos paradas pudieron incluso permitirse poner el blando al final, como hicieron Russell, Sainz y Stroll. Kubica fue el único que fue a una parada de la zona de atrás, y que no puntuó, y Norris hizo tres paradas tras dañar su monoplaza en la salida en un accidente con Kvyat.

Según Mario Isola, responsable deportivo de Pirelli, afirma que “el tiempo más fresco del domingo permitió a los equipos encontrar en el compuesto medio más rendimiento de cara al último stint”. Comenta que este hecho “derivó en una interesante variedad estratégica de tácticas a una y dos paradas”.

Para Azerbaiyán, dentro de dos semanas, Pirelli llevará los mismos compuestos que ha llevado este Gran Premio de China (C2-Duro, C3- Medio, C4-Blando)