GP de Brasil 2012: el Red Bull indestructible

Fotomontaje Laura Gómez | MotorTime

Con motivo de la carrera número 1000 en Fórmula Uno, en la redacción hemos querido escoger la que ha sido nuestra mejor carrera, ya sea por un motivo en concreto o que nos pareció divertida.

En mi caso, he escogido el Gran Premio de Brasil 2012 por la siguiente razón. Aun sigue pensando en como Sebastian Vettel salió ileso de un trompo estando en la parte alta de la parrilla, todos los coches pasando a su lado llegando a ser tocado por algunos, poder continuar la carrera y no solo eso, si no ganar su tercer Campeonato del Mundo por aquel entonces.

Ese año fue el primero que la Fórmula Uno llegaba a las 20 carreras, era un hito en la historia. Red Bull llegaba a Brasil con el Campeonato de Constructores conseguido en Austin, pero quedaba el del piloto. Era 13 puntos de diferencia respecto a Fernando Alonso, recuperó algo de ventaja en la cita anterior, en Austin, pero ese F2012 era muy inferior al RB8, sobre todo en la parte final de la temporada.

Hülkenberg llegó a liderar la carrera, pero un toque con Hamilton le dejó fuera del podio. Fue la última carrera con Force India en la primera etapa | Fuente: Getty Images South America

Alonso tenía las cosas complicadas, debería subir al podio si o si para ser campeón, pero no de cualquier manera. Ganando, Vettel tendría que ser quinto, si quedaba segundo, el alemán octavo y su quedaba tercero, su rival tendría que quedar décimo.

También era una carrera especial para Lewis Hamilton, el adiós a McLaren, el adiós de Michael Schumacher de la Fórmula Uno, Sergio Pérez iba a correr su última carrera en Sauber para dar el salto a Woking, el equipo HRT se iba a despedir de la Fórmula Uno, donde los motores Renault cumplían 500 carreras y donde McLaren ganó por última vez un Gran Premio.

El sábado ya fue complicado para Alonso, donde quedó octavo por detrás de su compañero Felipe Massa que fue quinto, mientras que su máximo rival clasificaba cuarto, aunque delante suya estaba Mark Webber, su compañero y aliado, aunque fuera obligado. Hamilton conseguía la pole con Jenson Button en segundo lugar.

La salida de Vettel ya fue mala, se quedó algo tirado, mientras que Massa hizo una gran arrancada quitándose a los dos Red Bull. Llegó el momento del trompo, fue en la curva cuatro, en la frenada ya casi Kimi Räikkönen se lo lleva por delante, pero quien realmente le hace trompear es Bruno Senna.

Captura de pantalla del estado del coche de Vettel durante la retransmisión que realizó Antena 3 en 2012 de este Gran Premio

Vettel queda en sentido contrario, mientras ve como todos lo coches le pasan rozando e incluso el propio Senna se sube por encima de su rueda trasera derecha. Algún toque en el fondo plano, pero sin muchas consecuencias y de ahí la gran sorpresa que decía. Es increíble los dos toques fuertes que le dan y que siga en pista con lo frágiles que son estos coches. La suerte del campeón.

Mientras chequeaban el coche del alemán, que no podía ser reparado en boxes, Alonso sabía lo que tenía que hacer y se ponía manos a la obra y en la vuelta dos, en la frenada de la curva uno se quitaba del medio a Webber y a Massa, uno de sus mejores adelantamientos en su carrera deportiva, sin duda. En ese momento, el asturiano tenía el Mundial con dos puntos de ventaja.

Después de todo esto comenzó a llover y los primeros sustos llegaban, el primero para Fernando que se pasaba de frenada en la curva uno y perdía posición con Nico Hülkenberg. Pudo perder la posición con Webber, pero Massa hizo de buen escudero atacando al australiano hasta que consiguió adelantarlo.

Comenzó a llover, era difícil mantener los coches en pista, pero ningún piloto ponía neumáticos intermedios mientras llovía cada vez más fuerte. Mientras tanto, Vettel ya llegaba al sexto puesto. Por otro lado, los dos McLaren estaban en su lucha por la victoria.

El primero de los hombres punteros en poner intermedios era Webber, aunque había trompeado y perdió algunas posiciones. Después paró Alonso y Vettel para cubrirse, ya si con intermedios.

Con estas gomas, Alonso era el más rápido en pista y de nuevo volvería al cuarto puesto, pero con Vettel muy cerca, de hecho, ya estaba en sexto lugar, por lo que el campeón sería el perteneciente al equipo de las bebidas energéticas. Otro episodio de lio llegó en la vuelta 15, donde parece que Vettel habría adelantado a Kamui Kobayashi bajo bandera amarilla.

Lo intentó hasta el final, pero no pudo hacerse con el campeonato | Fuente: Getty Images South America

Pronto dejaría de llover, en la vuelta 20 Hamilton y Alonso paraban de nuevo para montar neumático de seco, pero Vettel seguía en pista, aunque paraba una vuelta más tarde. Red Bull hacía lo que Ferrari debería haber hecho en 2010, cubrir al máximo rival.

En la vuelta 23 el coche de seguridad era desplegado por la cantidad de fibras de carbono que había visto, de echo estos provocaron un pinchazo en el coche de Nico Rosberg. Hülkenberg y Button aprovecharon para hacer su parada, los únicos que no habían montado neumático intermedio. El de Force India se había puesto líder tras adelantar al de McLaren vueltas antes.

Tras la relanzada, Alonso sufría con Kobayashi, pero consiguió mantener la posición. Mejores noticias venían más atrás, ya que Massa adelantaba a Paul Di Resta y a Vettel para seguir ayudando a su compañero.

En la vuelta 48, un error de Hülkenberg le condenaba y perdía la primera posición respecto a Hamilton, aunque el británico abandonó seis vueltas más adelante precisamente por un toque fuerte con Nico en una batalla por la primera posición a la vez que ambos doblaban a un Marussia y un Caterham. La culpa se la echaron a Hülkenberg y recibía un Drive Through.

Räikkönen quiso protagonismo y en la vuelta 51 cometió un error y se fue recto e intentó salir por una zona que estaba cerrado, se metió por la pista antigua, tuvo que dar la vuelta para poder reincorporarse a la carrera.

La lluvia de nuevo comenzaba, Vettel entró instantes antes para cambiar de gomas, pero tuvo que parar de nuevo para poner neumático intermedio y esto le hizo caer fuera de la zona de puntos, mientras que Alonso luchaba contra su coche en la tercera plaza, de nuevo en este momento sería campeón del mundo por dos puntos.

Jeson Button consiguió en esta carrera la última victoria, hasta el momento, de McLaren en F1 | Fuente: Getty Images South America

En la vuelta 62, Alonso ya se colocaba segundo, Massa le puso fácil el adelantamiento, aunque Vettel estaba en séptimo lugar y lo que se necesitaba en ese momento es que fuera octavo para poner a favor del español el Campeonato. Las cosas se complicaban más aun cuando Vettel arrebataba el sexto puesto a Schumacher. La carrera acabó en Safety Car por un accidente que tuvo Di Resta en la recta de meta.

Por lo tanto, una carrera magistral, llena de emociones, un campeón al borde del abandono tras múltiples años en su monoplaza, otro que hacía lo imposible para poder llevarse su tercer Mundial. Por eso, para mí, esta carrera es más que nada increíble, la suerte que tuvo un hombre llamado Vettel para llevarse su tercer Mundial.

Acerca de Jaime Chico 4492 Articles
Director de MotorTimeES. Esta nueva aventura nació desde la ilusión y fuerza de unos pocos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*