Mick Schumacher debutó con Ferrari en los test de Baréin

Mick Schumacher, en los test de Baréin con Ferrari (Fuente | @ScuderiaFerrari)

Con un total de 56 vueltas, el piloto alemán Mick Schumacher, por primera vez se subió a un monoplaza de Fórmula uno y dio un paso más para llegar a la máxima categoría.

El hijo de Michael Schumacher, siete veces Campeón Mundial, se subió a la máquina de Maranello, más precisamente a la Ferrari SF90 y su mejor tiempo fue de 1’29 «976.

Mick, que forma parte de la Academia de Conductores de Ferrari (FDA), corrió este fin de semana en Baréin en la categoría de Fórmula 2 con el equipo Prema, donde logró ser octavo en la primera carrera y sexto en la segunda.

Tormentas de arena y lluvia, poco habitual en este circuito, tuvieron que padecer los pilotos, el piloto alemán completó 33 vueltas antes del medio día y su vuelta más rápida fue de 1’32 «552. Ya en la tarde, con más confianza con el monoplaza, completó 23 vueltas y logró su mejor tiempo que fue de 1’29 «976. En total, completó 56 vueltas que equivalen a 303 kilómetros.

En el último día, seguirá haciendo parte de los test, pero esta vez a bordo del Alfa Romeo Racing, mientras que Sebastian Vettel tomará el mando de la Ferrari.

Schumacher, declaró lo siguiente al finalizar el test: «Realmente disfruté hoy. Me sentí como en casa en el garaje desde el primer momento, con mucha gente que me conoce desde que era muy joven. El SF90 es increíble debido a la potencia que tiene, pero también es suave para conducir, y por eso me divertí tanto. Me impresionó la potencia de frenado que tiene un coche de F1. Me pareció que podías frenar más tarde y más tarde y el coche habría dado la vuelta de todos modos. Me gustaría dar las gracias a Ferrari por esta increíble oportunidad y espero probar el Alfa Romeo mañana», decía en declaraciones recogidas por la web de la Scuderia.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*