Hamilton manda en Mónaco y aumenta su ventaja en el Mundial

Lewis Hamilton ganó el Gran Premio de Mónaco. Foto: Sutton Images.

Lewis Hamilton se llevó su cuarta victoria de la temporada en el Gran Premio de Mónaco. El piloto inglés ganó por tercera vez en el Principado y lo hizo liderando la prueba de principio a fin. No sin sufrimiento ya que el vigente campeón del mundo tuvo que aguantar durante más de 30 vueltas detrás a un Verstappen que le estaba pisando los talones.

Con esta victoria Hamilton es más líder del campeonato del mundo y amplía su ventaja a 17 puntos con Valtteri Bottas. El finés de Mercedes fue tercero, esta vez no pudieron repetir doblete ya que se les coló Vettel por medio, el alemán acabó segundo. Verstappen cruzó segundo en verdad la línea de meta pero una sanción de cinco segundos le hizo caer hasta la cuarta posición. Pese a todo el holandés lo dio todo para adelantar a Hamilton e incluso tener opciones de ganar la carrera pero finalmente se acabó marchando con el peor resultado posible.

El abandono de Charles Leclerc fue quizá lo más destacado del Gran Premio ya que no le pudieron salir las cosas peor al de Ferrari en el Gran Premio de casa. El monegasco trató de remontar y logró realizar dos grandes adelantamientos a Norris y a Grosjean pero tras tocarse con Nico Hülkenberg cuando intentaba adelantarlo, dañó su fondo plano y pinchó un neumático. Unas vueltas después acabaría abandonando la carrera. Hülkenberg también se vio obligado a parar pero pudo continuar, aunque su carrera fue de nuevo muy discreta, acabando muy lejos de la zona de puntos.

El coche de seguridad aviva la prueba

En la lucha por la victoria no hubo grandes cambios, ya que todos pararon pero en la lucha por ser el mejor del resto sí. Daniel Ricciardo salió extremadamente bien y comandó la zona media durante las diez primeras vueltas, hasta la aparición del coche de seguridad. Su ritmo no era el mejor y decidió entrar en boxes ya que la pérdida de tiempo era más pequeña y por ello sus rivales más directos, salvo Magnussen, decidieron quedarse fuera y hacer lo contrario a él durante el periodo de coche de seguridad.

Sin embargo, Ricciardo y Magnussen iban a acabar siendo los principales perjudicados ya que perdieron una gran cantidad de tiempo con el tren que formó Lando Norris (que hizo un buen trabajo de equipo para ayudar a Sainz). El español de McLaren fue el beneficiado ya que pasó de ser octavo a ser sexto. Los dos Toro Rosso de Kvyat y Albon ganaron también dos plazas y lograron acabar la carrera séptimo y octavo, el mejor resultado del año para ellos. Romain Grosjean también se benefició del tren de Norris y acabó noveno tras parar 40 vueltas más tarde que Ricciardo.

Finalmente, el australiano fue capaz de salvar un punto a duras penas para el equipo Renault. Si no hubiese salido el coche de seguridad tranquilamente pudo haber finalizado quinto la prueba el bueno de Daniel. La suerte no ha estado del lado de los franceses en absoluto. Esta vez en la zona media la suerte estuvo del lado de Carlos Sainz y de los Toro Rosso, que habían sido los principales perjudicados en lo que llevamos de temporada.

Interesante lucha por la victoria

A mediados de la carrera, Hamilton comenzó a quejarse de sus gomas ya que al ser más blandas se estaban desgastando con más facilidad que las del resto. El inglés comenzó a rodar más lento que sus rivales y vio como Verstappen empezaba a alcanzarle. A pesar de ello, mantuvo a raya al holandés durante 30 vueltas y tan solo lo pudo intentar una vez Max y lo hizo a duras penas y a la desesperada. Vettel y Bottas fueron meros espectadores que rezaron para que hubiese un incidente entre los dos líderes.

Finalmente, todo acabó igual, la batalla fue muy bonita pero la dificultad para adelantar volvió a marcar el devenir de la carrera. Kimi Raikkonen por otro lado tuvo una carrera realmente discreta en su Gran Premio número 300, Alfa Romeo está sufriendo mucho y el finés también, a pesar de todo ha vuelto a ser más rápido que su compañero Antonio Giovinazzi, que la lió llevándose por delante a Kubica.

Los equipos ya hacen las maletas y comienzan a pensar en el próximo Gran Premio de Canadá. Un circuito bastante diferente a este, en el que el motor será mucho más importante y en el que habrá más opciones de adelantamiento.