Novedades del WEC de cara a la temporada 2019/20

WEC
Fuente de imagen: WEC. Fotomontaje: MotorTime

La temporada 2019/2020 del WEC está a punto de comenzar y, a pesar de que el cambio más grande se espera para 2021 con la llegada de los Hypercars, habrá algunas modificaciones también este año.

El primer aspecto importante a destacar es el calendario, que varía respecto a 2018. Esta temporada no comienza en mayo, sino que lo hará en septiembre. Al igual que entonces, empezará en Silverstone el 1 de septiembre, pero no será una carrera de 6 horas sino de 4. En cuanto a las 24 Horas de Le Mans, se celebrarán solo una vez entre el 13 y 14 de junio del 2020 y será la última prueba del campeonato.

Esta vez el Mundial de Resistencia recorrerá aún más países. Las 8 Horas de Baréin del 14 de diciembre y las 6 Horas de Sao Paulo del 1 de febrero se incluyen en esta nueva temporada. Por otro lado, se mantienen las carreras en Fuji, Shanghai, Sebring y Spa. No obstante, en China la prueba durará 4 horas, al igual que ocurre en Gran Bretaña.

WEC
Calendario (Fuente | WEC)

El segundo elemento destacable está relacionado con el reglamento del WEC. En el que será el último año de la categoría LMP1 se luchará de nuevo por cerrar las diferencias entre Toyota y el resto de equipos. Los japoneses deberán introducir 40 kilogramos extra de peso respecto a 2018. Además, la capacidad de su tanque de combustible se ajustará en cada carrera para que los demás aguanten el mismo tiempo que ellos sin repostar. En las paradas en boxes, los LMP1 híbridos, es decir, Toyota, deberá tardar un segundo más. Por último, revisando la clasificación y resultados obtenidos por cada coche, se introducirá un hándicap de éxito para ajustar así el rendimiento de los coches antes de cada carrera.

Donde también habrá cambios significativos es en los equipos y sus pilotos. En GTE-Am, será obligatorio contar con al menos un piloto bronce y otro con menor clasificación que plata por escudería. Red River Sport llega a la categoría con un Ferrari 488 GTE Evo. Se espera que Bonamy Grimes y Johnny Mowlen ocupen sus asientos. Otros equipos nuevos son TF Sport, Aston Martin, Gulf Racing y MR Racing. Continuarán de la pasada temporada Team Project 1, Dempsey – Proton y AF Corse. Estos últimos tendrán dos Ferrari 488 GTE Evo en los que pilotarán Thomas Florh, Francesco Castellacci, Giancarlo Fisichella, François Perrodo, Emmanuel Collard y Nicklas Nielsen.

Dempsey-Proton Racing en el Prólogo en Barcelona (Fuente | WEC)

En LMP2, habrá un total de ocho coches. Respecto a 2018 siguen Sighnatech Alpine Elf y Jackie Chan DC Racing.  Se incorporarán Racing Team Nederland, JOTA, United Autosports, Cetilar Racing, Cool Racing y High Class Racing. Los pilotos de JOTA serán Anthony Davidson, Pastor Maldonado y Roberto González. En United Autosports se podrá ver a Phil Hanson, Filipe Albuquerque y Paul di Resta. Cetilar Racing contará con Andrea Belicchi, Roberto Lacorte y Giorgio Sernagiotto. Por su parte, Cool Racing ha anunciado ya a Nicolas Lapierre, Antonin Borga y Alexandre Coigny.

En LMP1 tampoco se libran de cambios en pilotos y equipos. Solo tres escuderías competirán en la categoría. Toyota continúa una temporada más con todos sus pilotos de 2018 salvo Fernando Alonso, que será sustituido por Brendon Hartley. Por su parte, Rebellion Racing sigue también, pero con uno solo de sus coches. Recientemente han anunciado a Gustavo Menezes, Bruno Senna y Norman Nato. Se une en esta última temporada Team LNT con Charlie Robertson y Michael Simpson.

Toyota #7 (Fuente | WEC)

A pesar de que falta menos de un mes para que comience la nueva temporada del WEC, todavía son muchas las alineaciones que faltan por completar y, probablemente, no se den a conocer hasta días antes de la prueba inaugural. Las 4 Horas de Silverstone darán inicio el 1 de septiembre a la última temporada del Mundial de Resistencia tal y como se le ha conocido estos años.

Finalmente, cabe destacar que el Mundial de Resistencia estrenará gráficos y un logo mejorado, aunque muy parecido al que se ha utilizado en los últimos años. El objetivo principal es que la imagen del WEC fuera reconocible y dinámica y que recordara a curvas o banderas. No obstante, el código de colores utilizado seguirá siendo el mismo.