Bird gana la primera cita en Ad Diriyah; Porsche y Mercedes debutan con un podio

Sam Bird. Foto: Virgin Racing.

Sam Bird se ha llevado la victoria en el primer ePrix de Ad Diriyah. El británico ha cuajado una gran remontada y ha ganado la primera carrera de la temporada. Primera carrera en la que los dos debutantes, Porsche y Mercedes, han dejado muy buenas sensaciones. Los dos equipos se han subido al podio, André Lotterer ha sido segundo y Stoffel Vandoorne, tercero. Carrera para el olvido para los tres favoritos al título (Buemi, Di Grassi y Vergne) que buscarán resarcirse mañana en la segunda carrera de esta doble cita en Arabia Saudí.

Salida muy tranquila

Sims salió realmente bien y no dio oportunidad a Vandoorne y De Vries. Los dos pilotos de Mercedes también mantuvieron la segunda y tercera posición respectivamente en una salida que fue muy tranquila y poco caótica. No hubo cambios de posiciones entre los diez primeros, pocos pudieron ganar posiciones en este inicio.

En los primeros minutos Sims y los Mercedes comenzaron a abrir hueco y se empezaron a construir su camino al podio. Mortara rodaba cuarto pero lo hacía mucho más lento que los tres primeros. El hueco cada vez era más grande entre ellos y Bird era incapaz de poder adelantar italiano sin el modo ataque.

Buemi, primer abandono de la temporada

El piloto suizo se vio obligado a retirarse a los cinco minutos de comenzar la prueba. Su Nissan se detuvo en medio de la pista y provocó una bandera amarilla que no iba a tardar mucho en desaparecer. No salió el coche de seguridad y la diferencia entre los tres primeros y el resto se mantuvo. Nico Müller se unió a Buemi en la lista de abandonos, debut para el olvido en la categoría eléctrica para el piloto suizo.

En la zona alta, Mortara subió el ritmo y comenzó a ir rápido, incluso más rápido que De Vries y por ello la diferencia comenzó a ser más pequeña con el paso de los minutos, aunque los de arriba seguían disponiendo de una buena ventaja. El grupo se comenzó a compactar y eso animó a varios pilotos a activar por primera vez el modo ataque, el primero de ellos fue Rowland y el británico fue capaz de ganarle la séptima posición a Lotterer.

Mortara era incapaz de mantener ese buen ritmo y eso hizo que la diferencia volviera a ser más grande. Bird probó suerte con el modo ataque y aunque perdió una posición a la hora de activarlo, utilizarlo le ayudó mucho, ya que pudo recuperar esa posición con D´Ambrosio y adelantar finalmente a Mortara. El piloto de Virgin iba realmente rápido y fue capaz de llegar a la cola de De Vries en poco más de una vuelta, aunque el de Mercedes todavía no había utilizado el modo ataque. De Vries abrió un hueco de un segundo cuando activó el modo ataque para defenderse.

Vandoorne en Ad Diriyah. Foto: Sutton Images.

Vandoorne se animó con el modo ataque y le puso en un aprieto a Sims durante toda la vuelta pero el británico aguantó bajo presión. Por otro lado, Lotterer ganó dos posiciones y avanzó al sexto lugar mientras que los Audi ganaron posiciones en la zona baja. El ritmo de carrera de Nio dejó mucho que desear, tras una buena clasificación Turvey comenzó a desfondarse y a perder posiciones muy rápidamente.

Lotterer empieza a llegar arriba

El alemán se colocó quinto tras adelantar a Mortara y su Porsche iba realmente rápido. Bird ya se unió al grupo de delante y Lotterer usó un nuevo modo ataque para intentar reducir la distancia de dos segundos que tenía con el cuarto clasificado e intentar entrar en el grupo cabecero. Bird y Lotterer iban más rápido que los tres pilotos de arriba y el británico no tardó en adelantar a De Vries y colocarse en posiciones de podio. El holandés en la vuelta siguiente también perdió el cuarto puesto con el Porsche de Lotterer.

Vandoorne tuvo agallas y a falta de 15 minutos para el final le tiró el coche a Sims y con una maniobra al límite le ganó la primera posición. Bird además estuvo muy listo y mientras ambos pilotos luchaban le ganó también el segundo lugar al piloto de BMW. El hombre de la Pole pasó del primer puesto al tercero en apenas dos curvas. Y las malas noticias iban a continuar para él, ya que Lotterer le adelantó y puso su Porsche en posiciones de podio. Por otro lado, el vigente campeón, Vergne se vio obligado a retirar el coche en un día para el olvido tanto para él como para el equipo.

Lucha hasta el final por la victoria

A falta de diez minutos para el final, Bird adelantó a Vandoorne y se hizo con el liderato de la carrera. El británico era el piloto más rápido en pista y lo dejó realmente claro. Mientras tanto, su compatriota Rowland llegó al grupo cabecero poco a poco y a falta de siete minutos, le metió el coche en la frena de la primera curva a Sims y le ganó la cuarta posición al piloto de BMW.

A Vandoorne todavía le quedaba un modo ataque y a la hora de activarlo perdió la segunda posición con Lotterer. El belga tuvo muy mala suerte, ya que nada más activar ese modo ataque salió un coche de seguridad, anulando todo el valor de este. El piloto que provocó el coche de seguridad fue Abt quien sufrió un problema de frenos y acabó marchándose contra las protecciones. Este periodo de coche seguridad le dio un poco de calma a Bird y le acercó aún más a la victoria.

Alexander Sims. Foto: Fórmula E.

A falta de dos minutos se marchó el coche de seguridad, y gracias a esa marcha de este se pudieron ver tres vueltas finales realmente interesantes. Bird hizo una resalida muy buena y no dio ni una opción a sus rivales. El británico en la última vuelta cruzó la línea de meta y vio la bandera a cuadros en primer lugar, ganando la primera carrera de la temporada y cuajando una sensacional remontada. Gran debut para Porsche y Mercedes, podio para ambos en su primera carrera, Lotterer fue segundo y Vandoorne tercero.

Rowland fue cuarto, Frijns quinto y De Vries sexto en su primera carrera en la categoría. La zona de puntos la completaron Mortara (séptimo), Sims (octavo), D´Ambrosio (noveno) y Evans (décimo). Carrera decepcionante tanto para Venturi como para BMW que tras una gran clasificación se han marchado con una cantidad de puntos algo escasa. La suerte no ha estado del lado de Mortara y Sims.

Eso sí, los pilotos tendrán la oportunidad de resarcirse mañana, ya que habrá una nueva cita en Ad Diriyah. Este año por primera vez en toda la historia de la categoría se ha arrancado una temporada con una cita doble y los pilotos la quieren aprovechar para seguir con su buena racha o para quitarse el mal sabor de boca de la primera carrera.