G-Drive planificará su 2020 en función de su alineación

G-Drive
Coche nº 26 de G-Drive | Fuente: Twitter G.Drive

El propietario del equipo, Roman Rusinov, afirma que los proyectos de 2020 dependerán de la alineación que se pueda formar en los próximos meses.

G-Drive alineó la temporada pasada a su propietario, Rusinov, bicampeón del mundo de Fórmula E, Jean-Éric Vergne y a Job Van Uitert, para las European Le Mans Seres (el campeonato regional europeo de resistencia) y algunas carreras del mundial de resistencia. En su última prueba, las 8 horas de Bahréin, finalizaron cuartos en LMP2.

Sin embargo, el 2020 se presenta complicado para el equipo ruso. Van Uitert ha sido recalificado como «categoría oro» por la FIA y ha sido fichado por United Autosports, uno de los equipos más fuertes de ELMS.

Además, Vergne podría tener problemas para correr Formula E y WEC al mismo por coincidencias en el calendario. Entre estas coincidencias destacan la del ePrix de Roma con la prueba de ELMS en Barcelona.

Equipo G-Drive durante las 6h de Bahréin de 2017 | Fuente: flickr

Rusinov afirma que el equipo podría participar en las 6h de Spa y las 24 horas de le Mans, además de las pruebas de ELMS. «Me gustaría hacer la temporada completa del WEC, pero es muy difícil conseguirlo» declara el propietario ruso a la web de Motorsport.com. El propietario ruso afirma que están centrados en completar la temporada de las series europeas. Añade además que su idea del WEC dependerá de los pilotos que suban al coche.

El equipo subió a su prototipo a varios pilotos en el test que tuvo lugar en Bahrein hace unas semanas, entre ellos el español Roberto Merhi. Para Rusinov, este test era un claro intento de buscar pilotos para 2020, ante la ya confirmada ausencia de Van Uitert y la posible baja de Vergne, aunque el propietario ruso afirma que el francés sigue siendo su opción principal para 2020.

También afirma que sería su sueño competir en la categoría de Hypercars del WEC. Sin embargo, admite que el equipo tiene que dar varios pasos adelante para llegar a la máxima categoría del WEC. Esta alianza involucraría a Aurus, la empresa de limusinas rusa que les fabrica el prototipo. Sin embargo sabe que esta decisión no sería suya y de nuevo sería un proyecto complicado de llevar a cabo.

G-Drive ya planifica su año 2020, pero todo vendrá determinado por las intenciones de Vergne y su compromiso con la Fórmula E. Es por ello que nada está decidido de momento, así como el sustituto de Van Uitert.