Álex Palou: “Hace muchos años que llevo pensando en la Indy”

Alex Palou | Fuente: @AlexPalou

El piloto español, Álex Palou, habló en una entrevista con el diario MARCA sobre su primera temporada en la IndyCar, la Fórmula uno, además de otros temas.

Tras competir en 2019 en la Super GT Japonés y la Super Formula Japonesa, el piloto oriundo de Barcelona competirá al otro lado del charco, más precisamente en América del norte. Su objetivo en 2020 es lograr el campeonato de novatos y no descarta pelear por algunas victorias con su equipo Dale Coyne Racing.

Sobre su debut en la competencia de monoplazas de Estados Unidos, Palou manifestó que desde hace tiempo pensaba en la IndyCar: “Hace muchos años que llevo pensando en la Indy. Desde que era pequeño, mi padre veía las 500 Millas y quieras que no, siempre te interesas porque cuando valoras tus opciones para ser piloto y vivir de ello, después de la Fórmula 1 lo que más me había llamado siempre era la IndyCar”.

Con respecto al sueño de llegar a la Fórmula Uno, anunció que ya no “piensa en eso”, pero aun sueña con la chance de estar: “Lo de la Fórmula 1 está muy bien, y cuando eres pequeño piensas en la F1 igual que a los que le gusta el fútbol piensan en ser futbolistas de Primera División. Pero claro, luego cuando te haces mayor te das cuenta de que solamente hay 20 pilotos en la F1 y que, sean mejores o no que tú, tienen más posibilidades otros pilotos de llegar. Por eso hace muchos años que dejé de pensar en la F1. Además, si tiene que venir algún día, pues vendrá. Lo hemos visto con pilotos como Hartley, recientemente, que tuvo su oportunidad en Toro Rosso y nadie lo esperaba”.

El test en 2019 fue fundamental para hacer parte este año con el equipo Dale Coyne: “Al empezar el año pasado en Japón con el equipo de GT, había algunas personas dentro del equipo que habían estado en la Indy y yo les mostré mi interés por ello. Me consiguieron, junto con Honda, hacer un test con Dale Coyne y a partir de ahí se convirtió todo en algo más real. El test fue fenomenal, me lo pasé muy bien, el equipo estaba muy contento… Desde ahí nos pusimos a trabajar”.

También, habló sobre el nuevo coche que va a conducir y las diferencias con otras categorías: “Era un coche totalmente diferente a todo lo que había conducido, ellos tienen otra filosofía. Es un coche muy pesado, no sé si 150 kilos más que el Super Fórmula… Aun así, tiene más potencia, no tiene dirección asistida… El coche es muy diferente al conducirlo, tienes la sensación de ir más lento pero el pilotaje quizás sea más divertido pese a no ir tan rápido porque llevas el coche todo el rato al límite. Mantiene al piloto siempre trabajando con el volante”.

Estar a tiempo completo en la categoría, es otra de las cosas que motiva al piloto de 22 años: “Había surgido la opción de hacer algunas carreras, pero es cierto que si tienes solo 4 o 5 carreras, no tienes las mismas posibilidades para hacer resultados. Algunas personas dicen que tener una temporada es poco, pero en realidad es muchísimo. Son 17 carreras en total y eso son como dos o tres temporadas mías. Tengo tiempo para adaptarme pero tampoco puedo tomármelo con calma”.

Finalizó, hablando sobre sus objetivos esta temporada: “Lo primero de todo es hacerlo tan, tan, tan bien que se piensen que somos algo diferente y podemos ganar el campeonato. No digo el año que viene, obviamente no, pero sí brillar y hacerlo bien. Que todos los equipos se fijen en nosotros. Por eso el objetivo es ser ‘Rookie del año’. Eso es lo primero. Es un premio muy importante en Estados Unidos, además. Y luego, sabemos que nuestro coche fue capaz de hacer algún podio en los últimos años, y por eso intentar hacer un buen resultado es posible. Un top-5 estaría bien”.