Seidl, ante las mejoras de este fin de semana: “Los datos del túnel de viento son positivos”

Andreas Seidl | Fuente: McLaren

Andreas Seidl, jefe de equipo de McLaren, ha confirmado un nuevo paquete de medidas aerodinámicas y un nuevo fondo plano que incorporarán en el coche de Carlos Sainz de cara a este Gran Premio de Eifel.

Ningún equipo ha podido rodar en la primera sesión de entrenamientos libres en Nürburgring, pues la lluvia lo ha impedido. Así, los de Woking no han podido probar las nuevas actualizaciones que Sainz lleva este fin de semana, que no dejan de ser una evolución de las que ya incorporaron en Rusia. La lluvia y las condiciones de la pista complican la forma de comprobar si estas actualizaciones son eficaces, pero Seidl asegura que “los datos del túnel de viento son positivos”.

Aprovechando el cargo que desempeñó en el pasado en Porsche y la noticia de la marcha de Honda de la Fórmula 1, a Seidl le han preguntado por la posibilidad de que entren nuevos fabricantes en los próximos años. El alemán no ve factible esta posibilidad, porque supone una gran inversión que no se vería compensada.

“Si analizas el panorama, creo que, desde mi punto de vista, no es realista en este momento que ningún fabricante entre en la Fórmula 1 los próximos años, bajo las regulaciones actuales, porque la inversión que tienes que hacer, más el tiempo que necesitas para tener un paquete competitivo, es demasiado grande y se tarda mucho tiempo“, ha añadido en una rueda de prensa en la que ha estado presente MotorTimeES.

McLaren en Nürburgring | Fuente: McLaren

Por tanto, propone que los equipos, los fabricantes y la FIA deben trabajar para elaborar un plan en el que se aclaren todos los detalles sobre cómo va a ser la evolución del motor para los próximos años, entre otras cosas. Así, confiesa que solo hay dos caminos posibles.

Uno es seguir intentando tener unidades de potencia de Fórmula 1 en el futuro, que son tecnología de vanguardia y una plataforma para desarrollar la tecnología de los coches de calle del futuro. La otra dirección es optar por motores menos complejos y mucho más baratos”, ha señalado.

Por tanto, asegura que la Fórmula 1 primero debe responder esa pregunta antes de plantearse la posibilidad de que accedan o no nuevos fabricantes. Eso sí, después de este paso, no descarta que sea positivo para la competición entablar conversaciones con otros proveedores para conocer también su opinión al respecto.

“Es importante también que la Fórmula 1 tenga conversaciones con la industria del automóvil o con otros potenciales fabricantes, incluso privados, para ver cuál es la dirección correcta para concretar la regulación sobre los motores”.

Para finalizar, cree que actualmente esta es una de las prioridades de Ross Brawn y de Stefano Domenicali, nuevo presidente y director ejecutivo de la Fórmula 1. “Estoy seguro de que es una prioridad que está bastante alta en su lista en este momento“, ha añadido para finalizar.

Acerca de Ángela Merino Sánchez 1894 Articles
Periodista. Apasionada del mundo del motor y de escribir sobre todo lo que le rodea.