Power carga contra la IndyCar: “Los muchachos de Dirección de Carrera nunca escuchan a ningún piloto”

Will Power durante la primera cita de Detroit | Fuente: indycar.com

Detroit era el escenario perfecto para Will Power. Un momento para olvidar todo lo vivido durante las 500 Millas de Indianápolis, donde tuvo que participar en el ‘Last Row’ y que en carrera tampoco estuvo acertando trompeando en una de sus entradas en boxes.

El de Penske entro a por todas en la primera cita de Detroit. Acumulaba 37 vueltas liderando cuando se desplegó una bandera roja por un accidente de Romain Grosjean a falta de cinco vueltas. Dirección de Carrera decidió que lo mejor era parar la carrera y así tener un buen desenlace. En vez de acabar todo en ese momento.

Cuando la pista estaba lista y los coches arrancaban de nuevo sus motores, algo pasaba en el Chevrolet de Power, líder de la carrera. Este no encendió por un fallo en la ECU. “Estoy enojado con IndyCar. Los muchachos de Dirección de Carrera nunca escuchan a ningún piloto. Ellos nunca escuchan. No les importa. Les hemos dado tantas buenas sugerencias y no les importa”, comentaba Will visiblemente enfadado para los micrófonos de la NBC.

Power en todo momento que su ECU se iba a sobrecalentar, es por eso que pedía un ventilador para que no sucediera, pero no pudo evitarlo. “Trabajé duro hoy. Para que esto suceda. Estoy gritando en la radio, ‘¡Necesito un ventilador, consigue un ventilador!’. La ECU siempre se sobrecalienta”.  dijo Power.

“Trabajas duro en este deporte, se invierte tanto dinero, es muy difícil ganar en IndyCar en estos momentos y hay decisiones tontas como esa”, añadía sin tapujos. Más tarde, en un vídeo que colgó en sus redes sociales se acordó del ganador de la carrera. “Enhorabuena a Marcus por su victoria, la primera. Ha sido rápido”. En la segunda carrera de Detroit, Power cruzó la meta en sexto lugar. Este le hace auparse al undécimo puesto del Campeonato con 169 puntos.

Acerca de Jaime Chico 3349 Articles
Director de MotorTimeES. Esta nueva aventura nació desde la ilusión y fuerza de unos pocos.