Visser explica el fuerte accidente en las W Series: “No me di cuenta de la gravedad hasta que vi las imágenes”

Así quedó el coche de Beitske Visser después del accidente | Fuente: Getty Images

Beitske Visser fue una de las pilotos que el pasado viernes se vio involucrada en la clasificación del Gran Premio de Bélgica de las W Series. Ahora, ha explicado cómo lo vivió dentro de su monoplaza.

La zona de Eau Rouge y del Raidillon ha dado varios sustos este fin de semana a pilotos de diferentes categorías. El más grave fue el que se produjo en las W Series, con hasta siete pilotos involucradas. El problema de esta zona es que las protecciones de neumáticos hacen que los coches reboten sobre la pista; quien viene detrás a mucha velocidad, muchas veces no puede hacer nada para esquivarlo.

“Por supuesto, fue un accidente muy grave durante la clasificación del viernes, el peor en el que me he visto involucrada en mi carrera hasta ahora, pero me alegro de estar relativamente bien. Todavía tengo dolor, pero afortunadamente no hay fracturas y eso es un gran alivio“, ha comenzado explicando en un comunicado de las W Series.

Visser también ha compartido cómo fueron los momentos previos y posteriores al accidente para ella. Beitske fue testigo de cómo dos compañeras se salían justo delante, por lo que intentó a toda costa impactar contra ellas. Después, fue ella quien se quedó atravesada en mitad de la pista.

“Iba hacia Eau Rouge y de repente empezó a llover. Vi que dos coches delante de mí perdían la parte trasera y ya habían soltado el acelerador. Como estaba muy mojado, yo tampoco pude sujetar la parte trasera. Estaba rezando para no golpear a las demás, luego vi que varios coches venían hacia mí y recé para que no me golpearan con más fuerza”, ha añadido.

Pese a que fue consciente del accidente en todo momento, Beitske reconoce que no se dio cuenta de la gravedad hasta que no vio las imágenes por televisión. También ha afirmado que los monoplazas de esta categoría son realmente seguros, aunque cree que la suerte también jugó a su favor.

“Cuando vi por primera vez las imágenes, me sorprendió. En el coche me di cuenta de inmediato de que había sido un accidente grave, pero no me di cuenta de lo grave que era hasta que vi las imágenes. Afortunadamente, mostraron que podía salir del coche por mí misma y eso fue bueno porque pude llamar a mi familia solo 40 minutos después“, ha afirmado.

“Estos coches son absolutamente seguros, aunque tuve suerte esta vez. Fui golpeada tres veces con fuerza desde diferentes ángulos y aún así logré salir del coche por mi cuenta, así que creo que alguien estaba ahí conmigo. Tenía un ángel en mi hombro”.

La competición vuelve la semana que viene en el circuito de Zandvoort, una pista completamente nueva para todas ellas, igual que para los pilotos del resto de categorías. Visser se ha mostrado agradecida de estar bien para poder correr en Países Bajos.

“Es perfecto estar de vuelta en el coche en Zandvoort la semana que viene. Definitivamente estaré allí. Después de un accidente tan grave, creo que deberías volver al coche lo antes posible“, ha apuntado para cerrar.

Acerca de Ángela Merino Sánchez 1537 Articles
Periodista. Apasionada del mundo del motor y de escribir sobre todo lo que le rodea.