Con todo y contra todos, Verstappen se corona Campeón del Mundo en un final de infarto

Max Verstappen en el Gran Premio de Abu Dabi | Fuente: Getty Images

Max Verstappen ha hecho historia y se ha proclamado Campeón del Mundo en el Gran Premio de Abu Dabi. La carrera se ha puesto cuesta arriba para el piloto neerlandés, pero ha sabido reponerse, luchar contra decisiones de la FIA, para arrebatarle el Mundial a Lewis Hamilton en la última carrera.

La tensión era máxima minutos antes de que comenzara la carrera, pues Hamilton y Verstappen llegaban empatados a puntos. Es la primera vez que ocurre esto en la historia reciente; la última fue en 1974. Los dos contendientes al título, con estrategias diferentes: Red Bull comenzó con neumáticos blandos, Mercedes lo hizo con los medios. Por detrás, división de estrategias, con Fernando Alonso y Pierre Gasly los únicos con duros.

Verstappen, pese a tener la ventaja de los neumáticos blandos, salió peor que Hamilton. El británico se hizo con el liderato de la carrera en los primeros metros, pero la polémica llegó en la Curva 6. Max se tiró por el interior y le tenía la posición ganada a Hamilton en el vértice de la curva, pero el de Mercedes se fue por fuera y mantuvo la primera plaza. El neerlandés pidió que devolviera la posición, pero la FIA consideró que no había investigación necesaria. Michael Masi informó por radio que que Hamilton tenía que devolver la ventaja ganada, pero no la posición.

El británico comenzó a marcar vueltas rápidas, Max se mantenía entre uno y dos segundos. Por detrás, Sergio Pérez le ganó la tercera posición a Lando Norris y Carlos Sainz hizo lo propio para escalar a la cuarta plaza. El que perdió posiciones fue Valtteri Bottas, que cayó a la octava. Alonso ni ganó ni perdió posiciones en los primeros giros.

Por delante, Hamilton tardó apenas 12 vueltas en sacarle casi cinco segundos a Verstappen, mientras este comenzaba a sufrir con sus neumáticos traseros. Red Bull paró a Max en la vuelta 14 para montar duros, fue el primer piloto en entrar a boxes. Mercedes reaccionó y paró a su piloto una vuelta después. Lewis salió segundo, justo por delante de Sainz, mientras que Max estaba por detrás del español. Los dos montaron neumáticos duros. La distancia entre ambos era de cinco segundos, pero Carlos estaba frenando a Verstappen, mientras que Hamilton tenía aire limpio por delante.

Max se quitó de encima a Sainz en la vuelta 18, por fin tenía aire limpio. Le costó adelantar al de Ferrari, que pese a no ser su lucha se lo puso difícil. A partir de ese momento, la distancia con su rival era de ocho segundos, mientras Hamilton se acercaba a Pérez, que lideraba sin parar a boxes.

Sergio Perez of Mexico driving the Red Bull Racing RB16B Honda leads Lewis Hamilton of Great Britain driving the Mercedes AMG Petronas F1 Team...
Sergio Pérez y Lewis Hamilton en Abu Dabi | Fuente: Getty Images

Parecía que Checo no podría aguantar a Hamilton, con unas gomas blandas de 21 vueltas. A Hamilton le costó adelantarle, incluso se quejó de un pilotaje agresivo por parte del mexicano. El trabajo de equipo que estaba haciendo Pérez era crucial, eso permitió que Verstappen se pegara por completo a ambos. Finalmente, Hamilton pasó, pero Max ya estaba pegado a su alerón trasero. Todo volvió a la normalidad: Hamilton lideraba, Verstappen le seguía. “Checo es una leyenda”, agradecía el neerlandés por radio.

Pérez entró a boxes justo después e incluso preguntó por radio a su equipo cómo podía ayudar a su compañero de equipo. Todos los equipos estaban muy pendientes de Alonso y de Pierre Gasly, quinto y sexto, que habían comenzado con el neumático duro. Era crucial evaluar el comportamiento de esas gomas blancas, pues de eso dependería, muy probablemente, su estrategia.

La aventura de Kimi Räikkönen en la Fórmula 1 terminó en la vuelta 27. El finlandés trompeó y tocó ligeramente las protecciones con su alerón delantero. Kimi reportó por radio que no tenía frenos, había perdido la tracción, y finalmente tuvo que retirarse sin poder ver la bandera a cuadros por última vez. Al mismo tiempo, George Russell también iba por fuera de la pista con algún tipo de problemas. El de Williams intentó llegar a boxes para no provocar un coche de seguridad o una bandera amarilla. El británico lo consiguió finalmente y también tuvo que retirarse.

Kimi Raikkonen of Finland driving the Alfa Romeo Racing C41 Ferrari hits the wall leading to a race retirement during the F1 Grand Prix of Abu Dhabi...
Kimi Räikkönen en el Gran Premio de Abu Dabi | Fuente: Getty Images

En la zona media de la parrilla, Bottas entró a boxes y salió justo por detrás de Leclerc. Después de varias vueltas de persecución, el finlandés le ganó la posición al piloto de Ferrari. Antonio Giovinazzi comenzó a ir lento y detuvo su coche en la Curva 9. En un primer momento, no ondeó ninguna bandera amarilla, pero la FIA decidió sacar Virtual Safety Car. Red Bull lo aprovechó para parar a sus dos coches, que montaron neumáticos duros. Mercedes, en cambio, se quedó fuera. Alonso y Gasly no pudieron entrar a tiempo y, por ende, no se beneficiaron del coche de seguridad virtual. Toto Wolff le pidió por radio a Michael Masi que, por favor, no sacara coche de seguridad.

Hamilton comenzó a preocuparse y le preguntó por radio a su equipo si era arriesgado quedarse fuera. Además, alertó de que no podría mantener ese ritmo hasta la bandera a cuadros. Se presentaba un final de carrera de lo más emocionante. Max comenzó a recortar distancias con su rival, pero conforme pasaron las vueltas, cayó algo su ritmo. Los dos se encontraron un grupo de doblados formado por los Aston Martin, luego Alonso, Ocon, Ricciardo y Leclerc.

Lando Norris tuvo que hacer una segunda parada en boxes por un pinchazo lento. Mercedes alertó de ello a Hamilton, así que le pidieron que tuviera cuidado con sus neumáticos. La distancia era de 11 segundos a falta de ocho vueltas para el final. Los dos pilotos clavaban sus tiempos, pero el golpe de efecto llegó en la vuelta 54. Nicholas Latifi y Mick Schumacher luchaban por las últimas posiciones, pero el canadiense terminó perdiendo el control del coche y chocando contra el guardarraíl. Verstappen tenía que hacer lo opuesto a Hamilton, por lo que entró y montó neumáticos blandos para un posible final de carrera.

La incógnita estaba en si la carrera terminaría o no con coche de seguridad. Hamilton decía por radio que la situación era “increíble”. Red Bull tuvo que retirar el coche de Pérez a falta de dos vueltas para el final. Dirección de carrera prohibió que los doblados se desdoblaran porque querían limpiar la pista; Max lo consideró una “decisión típica”.

Finalmente, los doblados se quitaron del medio y la carrera se iba a relanzar a falta de una vuelta. Verstappen tenía neumáticos rojos nuevos, Lewis seguía con los duros usados. El Mundial se jugaba a una vuelta, Verstappen no se lo pensó, le tiró el coche y le arrebató el liderato de la carrera. Este Mundial no podía terminar de una forma diferente después de esta gran temporada. Verstappen ha roto con la hegemonía de Mercedes y se ha convertido en el cuarto campeón más joven, con solo 24 años y unos días.

El podio también fue especial por la presencia de Sainz en el tercer escalón del podio, poniendo punto final a una gran temporada. Hamilton no se quitaba el casco, aunque Mercedes también tenía que celebrar que se han coronado Campeones de Constructores por octava vez consecutiva.

Acerca de Ángela Merino Sánchez 1927 Articles
Periodista. Apasionada del mundo del motor y de escribir sobre todo lo que le rodea.