Los 5 de MotorTime: Gran Premio de Brasil 2022

Fotomontaje MotorTimeES - Jaime Chico Dueñas

George Russell ha entrado en los libros de historia de la Fórmula 1 ganando el Gran Premio de Brasil. Además, el equipo Mercedes se va de Interlagos con un doblete, algo que nadie imaginaba cuando empezó la temporada. Este tercer y último fin de semana con formato sprint ha dejado mucha emoción hasta la bandera cuadros.

Desde la pole conseguida por Kevin Magnussen, el rendimiento de Mercedes, la garra de Carlos Sainz, el insaciable Fernando Alonso, hasta la rabieta de Verstappen al no ayudar a su compañero de equipo por el subcampeonato.

La estrella: Mercedes

Sin ninguna duda, los alemanes han sido el mejor equipo del fin de semana. En clasificación mostraron su ritmo, consiguiendo el tercer lugar de cara al sprint con George Russell, quien provocó la única bandera roja que hubo en toda la sesión al salirse de pista en la curva cuatro.

Con Magnussen en la pole en la carrera al sprint, Verstappen y Russell sabían que iban a tener la oportunidad de ganar. El neerlandés eligió salir con neumático medio, pero a Red Bull no le ha funcionado en todo el fin de semana. El británico, con la goma más blanda, consiguió superarle en poco tiempo para salir desde la primera posición en la carrera principal.

George Russell, entre lágrimas | Fuente: Getty Images

Russell aguantó bien en la salida, ganando unos metros a Lewis Hamilton. Las 71 vueltas restantes no han sido un camino de rosas porque tuvo que hacer frente a dos relanzas tras el coche de seguridad. La segunda fue algo más tensa, advertido ya por su equipo de que Hamilton tendría total libertad para luchar. Igualmente, el ex de Williams gestionó bien los últimos giros para conseguir su primera victoria en Fórmula 1, además de dar la primera a su equipo esta temporada.

Al mismo tiempo hemos de nombrar a Hamilton, un fin de semana redondo. Acabó tercero en la sprint, pero sabía que empezaría un puesto más adelante por la sanción de Carlos Sainz. El peor momento llegó cuando se tocó con Verstappen en la curva dos, cayendo al octavo lugar y con daños en el suelo llegó de nuevo al segundo puesto. El “Hamer Time” se activó y volvió a hacer daño. Lo más importante, Mercedes está de regreso.

El estrellado: McLaren

Llegaban a la carrera de este domingo con una gran ventaja. Alpine tenía a sus dos coches fuera de los puntos por el incidente que tuvieron en la carrera sprint, por lo que recuperar el cuarto puesto en el Mundial parecía fácil.

Lando Norris hizo una gran salida ganando el quinto lugar a Charles Leclerc, pero Daniel Ricciardo se quedaba fuera en la curva ocho tras un toque con Kevin Magnussen. La atención se centraba en el coche del británico, siguiendo la estrategia de sus principales rivales, pero su unidad de potencia dijo basta.

Ricciardo no pasó de la primera vuelta | Fuente: Getty Images

Un cero que empaña la actuación de la sprint, además los 19 puntos de ventaja que tiene Alpine en el cuarto puesto del Mundial tampoco ayudan. Solo queda una bala, la de Abu Dabi, pero los de Woking tan solo tienen siete días para analizar porque el ritmo ha sido tan pobre y que pueden hacer para ganar la batalla a los franceses.

La sorpresa: carrera al sprint

La Fórmula 1 introdujo el formato de carrera sprint la temporada pasada y el Gran Premio de Brasil ha sido el sexto fin de semana con este modus operandi. La lluvia dejó a Magnussen en la pole, aguantando la primera posición varias vueltas. Sus neumáticos blandos le dieron ventaja ante los medios de Verstappen.

Con el paso de las vueltas fue cayendo posiciones y el danés salvó un punto, es decir, octavo. Verstappen seguía sin encontrar el ritmo con la goma media y Mercedes no se achantó. Russell y Hamilton pasaron al bicampeón del Mundo, al igual que Carlos Sainz. Esto dio la oportunidad a los alemanes para conseguir la primera victoria de la temporada.

La mejor carrera al sprint desde que se impuso este formato | Fuente: Getty Images

Otra de las batallas interesantes en la sprint estuvo entre ambos Alpine. Esteban Ocon cerró la puerta a Alonso en la curva cuatro y ambos acabaron con daños. Después, en la recta principal, el español chocaba con la rueda trasera de su compañero perdiendo el alerón por completo. Ninguno puntuó, viendo la bandera de cuadros muy retrasados. Además, Alonso recibió una sanción de cinco segundos por el toque en la recta de meta.

Los dos pilotos de Aston Martin también tuvieron lo suyo. Lance Stroll acorraló a Sebastian Vettel obligándole a pisar la hierba. Más tarde, el alemán pudo superar a su compañero y ganar más posiciones. En definitiva, una carrera al sprint mucho mejor que las cinco anteriores, este fin de semana, la Fórmula 1 puede decir que si ha conseguido su objetivo.

El duro: Verstappen

El favorito de Red Bull ha hecho la mejor temporada de su carrera deportiva. Ha sido elogiado por muchos porque ha mostrado mucha paciencia y elegancia a lo largo de la temporada, pero lo visto en Brasil ha empañado todo eso.

En primer lugar, su toque con Hamilton en la curva, donde no tenía la culpa para nada. Cinco segundos innecesarios, donde la FIA debería revisar también la norma porque el británico no dio espacio. Después de una buena remontada, Red Bull decidió jugar en equipo lanzando al neerlandés a por Charles Leclerc en las vueltas finales para ayudar a Pérez por el subcampeonato.

Encuentro tenso entre Verstappen y Pérez en el garaje de la FIA

De no conseguir el objetivo, el neerlandés devolvería la posición a ‘Checo’, algo que no hizo, desatando la tensión dentro del equipo. “No me volváis a preguntar eso. Di una razón y la mantengo”, comentó por radio sobre no dejarse pasar. Un gesto absurdo que encenderá una llama de cara al futuro. Verstappen y Pérez se encontraron en la sala de pesaje de la FIA y las caras lo decían todo.

El espectáculo: Alonso

Insaciable, no hay palabra mejor que defina la actuación de Fernando Alonso en Brasil. Después del pique con Ocon en la carrera al sprint, el asturiano reseteó y buscó la remontada desde el decimoséptimo lugar.

Alpine decidió ir a tres paradas con Alonso, montando un neumático medio que se quitó de encima rápido. El segundo coche de seguridad benefició al español, quien volvió a parar montando el único juego de blandos nuevos que tenía disponible para la carrera. Salió bien porque adelantó a Vettel, Ocon, Bottas e incluso a Pérez.

El bicampeón del mundo se veía con ritmo e intentó seguir la estela de Leclerc, pero no fue posible. Una vez, Alonso demostró que es un jugador de equipo, por mucho que le intenten frenar. Alpine permitió la actitud de Ocon, algo que no querían repetir este domingo, pero eso no le ha importado y de nuevo queda por delante de su compañero. Un quinto puesto que se define así: “¡Yes, baby!”.

Fernando Alonso durante el GP de Brasil 2022 | Fuente: Getty Images
Acerca de Jaime Chico 4776 Articles
Director de MotorTimeES. Esta nueva aventura nació desde la ilusión y fuerza de unos pocos.