Un año después de la polémica, la FIA acepta las críticas sobre Abu Dabi

Lewis Hamilton liderando a Max Verstappen en Abu Dhabi 2021 | Fuente: Getty Images

Tras el escándalo que empañó el pasado Gran Premio de Abu Dabi 2021, la Federación Internacional de Automovilismo cambió de dirigentes. Ben Sulayem asumió los mandos de una FIA, que navegaba a la deriva tras una temporada llena de situaciones comprometidas y decisiones cuanto menos cuestionables.

En aquella carrera, el protagonista indiscutible fue Michael Masi, el todavía jefe de la FIA. El australiano seleccionó personalmente los monoplazas que podían desdoblarse durante el último Safety Car, dejando una situación insólita y cuanto menos criticable. Aquella decisión fue el culmen a una temporada oscura para el Gran Circo.

Una vez vista la bandera a cuadros, la FIA prometió que el asunto se trataría con total transparencia. Sin embargo las conclusiones fueron poco esclarecedoras. Además, la petición que se le hizo a Masi de firmar un Acuerdo de No Divulgación dejaron claro que la situación no se había tratado correctamente.

Durante el Gran Premio de Abu Dabi del pasado fin de semana, Ben Sulayem admitió que enfrentarse a un asunto tan serio y polémico probablemente no era el inicio soñado a los mandos de la FIA. Sin embargo, alaba el trabajo que ha realizado a los mandos de la federación que han servido para aumentar la transparencia. Pese a ello cree que todavía queda trabajo por delante y muchos cambios por introducir.

Hamilton y Verstappen en Abu Dabi durante el 2021| Fuente: Getty Images

«He heredado algo. Y diré que no hay que culpar a nadie, pero cuando lo recibí el puesto, aprendí más sobre la transparencia», aseguró en declaraciones para Motorsport.com. «Tuve que cambiar la forma de mi gestión. Ha habido cambios del Secretario General del Deporte, ha habido modificaciones en muchos ámbitos, y ahora estamos haciendo de nuevo algunos cambios más, ya que estamos evolucionando», explicó sobre la transparencia y la gestión de la FIA.

No obstante, lejos de tener una temporada tranquila, el Gran Premio de Japón de 2022 volvió a sembrar las dudas. «Veo lo que dices, en ese momento, tal vez el informe de Abu Dabi no fue suficiente, pero creo que fue un buen intento de transparencia. En Japón hicimos un informe exhaustivo, y luego se publicó en la página web de la FIA antes de la siguiente carrera, para asegurarnos de que no nos dejábamos ningún tipo de información».

Finalmente, después de la temporada de 2021, Michael Masi fue destituido y también se le preguntó por esa decisión a Ben Sulayem que respondió lo siguiente: «Estamos en una curva de aprendizaje. Sigo en contacto con Masi. Tiene mucha experiencia, pero tal vez diría que, en la F1, si vas a hacer tu trabajo, también tienes que mantenerte alejado de muchos medios de comunicación porque, sinceramente, pueden comerte la cabeza», dijo.

«El automovilismo y la F1 son deportes de rápido crecimiento, y no podemos dirigirlo como quizá la categoría original. Tenemos que dirigirlo como un Fórmula 1. Y créanme, se necesita tiempo. Pero confío en el equipo actual que tenemos, y en los directores de carrera, y también en los comisarios», sentenció en sus declaraciones.