Ericsson consigue su cuarta victoria en IndyCar tras un fallo en el coche de O’Ward

Marcus Ericsson consigue su cuarta victoria en IndyCar | Fuente: Penske Entertainment Corp.

Primera carrera de la temporada llena de incidentes, el más destacado entre Scott McLaughlin y Romain Grosjean cuando luchaban por la victoria. Parecía que la victoria sería para Patricio O’Ward, pero un falló en su monoplaza regaló el primer puesto a Marcus Ericsson.

La salida parecía ser limpia hasta que el pelotón llegó a la curva tres. Un toque entre Scott Dixon y Felix Rosenqvist desencadenó el caos. El de Arrow McLaren impactó contra el muro y los pilotos de detrás se metieron en un accidente bastante fuerte. Helio Castroneves y Simon Pagenaud trompearon, mientras que Benjamín Pedersen impactó con Devlin DeFrancesco y este salió volando.

Santino Ferrucci paró su coche más adelante por diferentes daños. Esto provocó una bandera roja de larga duración hasta que se limpió la pista. La carrera se reanudó una media hora después del accidente con Romain Grosjean al frente y Alex Palou en la quinta posición.

En la relanzada no hubo cambios de posición y pronto Grosjean abrió una ventaja de un segundo sobre Colton Herta. Realmente, los dos Andretti tiraron fuerte abriendo una ventaja de siete segundos con Patricio O’Ward. David Malukas recibió un Drive Through por impactar con Marcus Armstrong.

Tras varias vueltas bastantes tranquilas, Herta empezó a perder tiempo con su goma blanda. O’Ward no tardó en darle caza y en la vuelta 28 perdió tres posiciones en apenas tres curvas. De esta manera, Palou se colocaba cuarto. El español estaba siendo el mejor de ese pelotón de cinco coches, pero le llegó sus neumáticos desvanecieron de la nada.

Esto le obligó a pasar por boxes para montar la goma dura. Hizo lo propio Marcus Ericsson, ganando la batalla a su compañero, y también a Herta. Los neumáticos de O’Ward aguantaron hasta la vuelta 32, cuando entró para poner neumático duro y salir por delante de Herta, segundo clasificado.

Grosjean hizo un primer stint que le permitía mantenerse por delante de O’Ward, Ericsson y Herta. El único que superó al francés tras las paradas fue Scott McLaughlin, aunque defendió posición empujando a Grosjean al muro, por poco no hubo toque. Conor Daly trompeó y provocó una nueva bandera amarilla.

Dixon estaba en boxes cuando apareció esta bandera amarilla y aunque se reincorporó primero, la línea de boxes es la que manda y cuando la cruzó estaba por detrás de varios rivales. Fue relegado a la quinta plaza. Esto no lo venía nada bien a Palou, quien caía la novena plaza.

En la vuelta de la relanzada, Rinus VeeKay impactaba contra las protecciones, Kyle Kirkwood no lo pudo evitar y pasó por encima. También se quedaba fuera de la carrera Jack Harvey. Parece que el piloto de Rahal LLR se llevó la peor parte, asistido por los médicos al bajarse del monoplaza y posteriormente trasladado a un hospital para diferentes chequeos rutinarios. Palou tampoco salía beneficiado de esta, otros dos puestos atrás, undécimo.

La nueva relanzada también iba a causar problemas. Dixon atacó a Ericsson para ganar la quinta posición. Will Power quiso aprovechar la situación para superar al sueco, pero le salió mal y Herta se le echó encima. Al intentar defenderse mandó al de Andretti Autosport a las protecciones. El americano, segundo clasificado en la jornada del sábado, quedaba fuera de carrera. Por su parte, Power recibía sanción y caía al último puesto.

En la nueva bandera verde, Palou se cansó de esperar y se marcó un adelantamiento espectacular a Callum Ilott antes de llegar a la curva uno, séptimo. Al fin, la carrera volvería a coger ritmo. McLaughlin no podía deshacerse de Grosjean, solo cuatro décimas de diferencia entre ellos. O’Ward se quedaba algo atrás, tres segundos.

El nuevo baile de paradas empezó antes de llegar a la vuelta 70. El primero de ellos fue Palou, para montar duros. Realizó un overcut a Alexander Rossi y también a Josef Newgarden. Otro momento clave de la carrera llegó en la vuelta 71. McLaughlin salía de boxes y se encontraba con Grosjean, quien ya había hecho la parada.

El de Andretti Autosport venía con los neumáticos en temperatura, pero en la curva cuatro se tocaron y acabaron en las protecciones. McLaughlin, con la goma fría, quiso apurar la frenada al igual que su rival. El nuevo líder del Gran Premio de St. Petersburgo seguido de Ericsson, Dixon, Palou y Newgarden completando el TOP 5.

La carrera se relanzó con 21 vueltas por delante. Palou se fue largo en la curva uno y perdió dos posiciones, sexto. Con la goma blanda, Power robó la octava posición a Newgarden, el único con goma blanda entre los diez primeros en esta parte final de la carrera. Palou luchaba con el subviraje y el no perder la sexta posición con Graham Rahal.

A falta de doce vueltas para el final, Ericsson recortaba tiempo a O’Ward en esa lucha por la victoria, pero no fue suficiente. Newgarden se vio obligado a entrar a boxes cuando rodaba octavo, ya que se originó un incendio en la parte trasera izquierda de su monoplaza. Y más problemas a falta de tres vueltas.

O’Ward hizo un contra volante en la última curva y su motor se apagó, posiblemente por culpa de un sensor que falló. Ercisson tomaba el liderato de la carrera y de ahí hasta la meta, su cuarta victoria en la IndyCar. El resto del podio lo completaron O’Ward y Dixon. En la última vuelta, Palou fue superado por Pwoer, por lo que terminó octavo. Gran resultado para Rossi en su estreno con McLaren, cuarto, por no hablar de Callum Ilott con el Juncos Racing, quinto.

Acerca de Jaime Chico 6801 Articles
Director de MotorTimeES. Antes por La Gradona o Atlético Sport. También me podéis encontrar en Why Not Magazine. Ayudante de Producción en RTVE.