Toyota espanta a los fantasmas con un doblete en Sebring; Miguel Molina sube al podio

Toyota #7 gana las 1000 Millas de Sebring, con doblete del equipo nipón | Fuente: @TGR_WEC

A pesar de las caras largas tras la clasificación, Toyota se marca un doblete en las 1000 Millas de Sebring, mientras que Ferrari celebra el podio con el coche de Miguel Molina. En LMP2, JOTA deja claro que quiere ganar este campeonato, mientras que Corvette dominó en GTE Am tras el fallo del Iron Dames, quien dominó las primeras horas de la carrera.

Toyota no falla en la primera del Mundial

Antes de tomar la salida, Loïc Duval entró a boxes con el Peugeot #94 y fue doblado en la tercera vuelta. Ferrari mantuvo la primera plaza por delante de Toyota. Mike Conway tuvo que luchar cuerpo a cuerpo con Alesandro Pier Guidi para mantener la tercera posición. Los cuatros primeros clasificados abrían un hueco con Laurens Vanthoor, el primero de los Porsche. Algo que perjudicaba a Alex Lynn en el Cadillac, incapaz de adelantarle.

Durante un coche de seguridad provocado por un GTE Am, Ferrari aprovechó para meter a sus dos coches en boxes, pero fallaron en el procedimiento, por algo que fueron sancionados posteriormente. También, al #50 le metieron poca gasolina y tuvo que volver a entrar para llenar el depósito.

Sébastien Buemi lideró la relanzada frente a Conway. El Glickenhaus se quedaba descolgado antes de la bandera verde. Vanthoor, en el Porsche #6, volvía a quedarse algo rezagado respecto a la cabeza. El #50 de Ferrari, con Antonio Fuoco a los mandos, fue investigado por adelantar bajo el coche de seguridad y fue penalizado con un Drive Through.

Peugeot, con problemas desde antes de empezar la carrera | Fuente: Eurosport

La primera entrada a boxes del Toyota #7 fue en el la vuelta 33, al mismo tiempo que el Cadillac y el Vanwall. Una vuelta más tarde entró Vanthoor, en el Porsche, y el Glickenhaus, que parecía haber resulto sus problemas de potencia. Cuando el segundo Toyota, es decir, Buemi, hizo la parada en boxes, Ferrari no tardó en hacer la segunda con ambos coches y volvieron a caer posiciones.

Después de 40 vueltas, Toyota sacaba una ventaja de 30 segundos a los Porsche, que luchaban por la tercera posición con Cadillac. A 27 segundos de este grupo se encontraban los Ferrari. A las 45 vueltas, el Cadillac de Alex Lynn superaba a Michael Christensen para colocarse cuarto.

Lynn llegó a Vanthoor y el de Porsche defendió demasiado la tercera plaza, tanto que estuvieron a punto de tocarse en varias ocasiones. En las siguientes vueltas, el duelo fue realmente intenso, pero Lynn acabó consiguiendo la tercera plaza. El rendimiento de Porsche caía en picado y los dos Ferrari superaban a los alemanes.

Después de afianzar la tercera plaza, Lynn recibía un Drive Through de sanción por no respetar el proceso de Full Course Yellow que le hizo perder el tercer puesto a favor del Ferrari de Alessandro Pier Guidi. Mientras tanto, a Duval, en el Peugeot #94, le pedían saltar del coche al ser “inseguro” de conducir. Y el #51 de Ferrari sufría una penalización de cinco segundos por infringir el procedimiento de Pit-Stop al inicio de la carrera.

Toyota hizo la segunda parada y llegaron los relevos. Kamui Kobayashi tomó el testigo en el #7, mientras que Brendon Hartley lo hacía en el #8. El neozelandés, con las gomas frías, consiguió mantenerse al frente. También ayudado por un Full Course Yellow que provocó Romain Dumas en el Glickenhaus al quedarse parado.

Con 100 vueltas completadas, Kevin Estre ponía otro ritmo en el Porsche #6. Recuperó el tercer lugar ante el Ferrari que conducía Miguel Molina. En el otro coche italiano, James Calado venía recortando distancias al Cadillac, pero tuvo sobreviraje al entrar a una curva y perdió ocho segundos con Earl Bamber. Antes de llegar a la cuarta hora, Kobayashi se puso primero ante Hartley.

Toyota se postulaba como favorito para ganar esta carrera, con una ventaja que casi llegaba a la vuelta sobre los rivales. Cadillac Racing escalaba al tercer puesto con Richard Westbrook a los mandos, primera vez en este Campeonato de Resistencia. Los dos Ferrari corrieron juntos durante bastante tiempo en este momento de la carrera, camino de la quinta hora, pero con el Porsche #6 jugando entre ambos.

Incluso antes de la sexta hora, se caían todas las opciones para el #51 de Ferrari tras chocar con el #54 de AF Corse y después con el Project 1. Pier Guidi se vio obligado a entrar en boxes para reparar daños en la carrocería, también un pinchazo. Un sexto periodo de FCY que terminó con sanción para el coche de Frederic Makowiecki por exceso de velocidad. Con muchos problemas, Peugeot seguía acumulando vueltas.

El #7 de Toyota se llevó la victoria en estas apretadas 1000 Millas de Sebring seguido del coche hermano por dos segundos. Gran día para Ferrari, ya que consiguieron podio con el #50, el coche de Miguel Molina, a pesar de una carrera complicada. Cadillac acaba cuarto, mientras que Porsche sigue a este grupo.

JOTA quiere todo en LMP2

Oliver Jarvis, el hombre encargado de hacer la pole en el United Autosports #23, mantuvo la primera posición ante los dos WRT. En estos momentos iniciales pilotados por Robert Kubica y Sean Gelael. Con el coche de seguridad, el líder pasó por boxes, por lo que WRT lideraba, aunque no por mucho tiempo.

En la vuelta 22, Jarvis volvía al frente con la parada en boxes del resto de rivales. El otro United Autosport escaló al segundo lugar con Frederick Lubin al volante. En el #41 de WRT, Kubica se bajó del coche para dejar su lugar a Rui Andrade.

El United Autosports #23 lideró la primera parte de la cita | Fuente: @UnitedAutosports

Jarvis dejaba el asiento a Josh Pierson en el Untied Autsports #23 y la ventaja con el segundo clasificado, Gelael en el WRT, era de tres segundos. Con 42 vueltas disputadas, el Vector Sport fue empujado hasta el garaje para solucionar problemas mecánicos. Empezó un nuevo baile de paradas, que venía acompañado de relevos. En el #31 de WRT entraba Ferdinand Habsburg y el #48 de JOTA, David Beckmann.

Las estrategias jugaron a favor de PREMA, colocando a Daniil Kvyat en el segundo lugar, y Alpine con Julien Callen en el tercer puesto. Con 95 vueltas disputadas, el #23 de United Autosport se detenía en mitad de la pista y el JOTA #48 era el nuevo líder de esta categoría LMP2. Las estrategias volverían a cambiar la tabla, ya con 113 vueltas completadas, PREMA #63 lideraba con 43 segundos de ventaja.

Yifei Ye volvía a los mandos del JOTA #48 para recuperar el liderato y camino de la sexta hora gozaba de 55 segundos sobre el WRT #41, con Louis Deletraz al volante después de tener a Stevens bastante tiempo en pista. El PREMA #63 seguía luchando por estos puestos de podio con Kvyat de nuevo al volante. El otro WRT, el United Autosports #22 y el Inter Europol lucharon por la cuarta posición durante varias vueltas. Fue una de las batallas de la carrera.

JOTA #48 puso la directa hacia la victoria | Fuente: fiawec.com

Bekcmann, Ye y Stevens se llevaron la victoria con el JOTA #48 frente al United Autosports #22 y PREMA firma el podio con una de las alineaciones que se llevará muchas críticas positivas; Doriane Pin, Mirko Bortolotti y Daniil Kvyat. Gran cuarto puesto para el #34 de Inter Europol con Albert Costa como uno de los pilotos. WRT no pudo pasar del quinto y séptimo puesto.

Corvette vence con solvencia en GTE Am

Los cuatro primeros clasificados de la categoría se escaparon en las primeras vueltas, con Sarah Bovy al frente con el Iron Dames #85. Ben Keating se puso al frente de la categoría. En la quinta vuelta de carrera, Bovy recuperaba el liderato, mientras que Luis Pérez Companc perdía el control de su Ferrari en la curva uno, impactando bruscamente contra las protecciones y dando una vuelta de campana. Se desplegó el coche de seguridad.

Así quedó el Ferrari de Richard Mille Racing | Fuente: Eurosports

Al no realizar la parada durante la neutralización, el D’Station Racing era el nuevo líder de la categoría. En la vuelta 25, de la nada, PJ Hyett perdía el control de su Porsche e impactaba levemente con las protecciones. A los pocos segundos volvió a la pista. Más tarde no se pudo evitar un Full Course Yellow para colocar esas barreras. Otro GTE Am con problemas era el ORT by TF con Michael Dinan al volante, un pinchazo que le obligaba a pasar por boxes.

Superadas las 60 vueltas, Sarah Bovy había abierto una ventaja de 33 segundos sobre Keating. Las paradas ayudaron a conseguir esta distancia, con el Porsche de Proton Competition situado en la tercera posición. Un grupo de cuatro coches peleaba por la cuarta posición, que mantenía Satoshi Hoshino con el D’Station Racing. Estaban tan concentrados en esa batalla que perjudicaron a un Peugeot que quería doblarles.

Tercera parada en boxes y el Iron Dames aumentaba su ventaja hasta los 40 segundos. Después de la vuelta 70, Rahel Frey tomó el testigo. En la vuelta 82, la piloto cometía un grave error que le hacia perder piezas de la parte trasera del coche. Se desplegó un Full Course Yellow para limpiar la pista.

En este momento se esfumaron todas las opciones del Iron Dames #85 | Fuente: Eurosports

La reparación les hizo perder el primer puesto a favor del Corvette, ahora con Nicolas Varrone al volante. Y no solo eso, el #85 de Iron Dames bajó a la décima posición. Mientras que el coche americano mantenía el liderato, el resto de coches luchaba por el podio. Un grupo compacto que dejó muchas batallas.

Y Corvette cruzaba la meta en primer lugar, su primera carrera en la clase GTE Am. El podio lo completaron el #77 de Dempsey-Proton y el #57 de Kessel Racing. Tras el error de Rahel Frey, el trío femenino de Iron Dames se tiene que conformar con el octavo lugar en la clase. De no ser por eso, la victoria estaba al alcance de su mano.

Acerca de Jaime Chico 6815 Articles
Director de MotorTimeES. Antes por La Gradona o Atlético Sport. También me podéis encontrar en Why Not Magazine. Ayudante de Producción en RTVE.