Doblete de Toyota en Spa después de la gran remontada del #8

Toyota #7 durante las 6 horas de Spa | Fuente: @TGR_WEC

Toyota confirma que no tiene rival en el Campeonato de Resistencia. La tripulación del #7 se lleva la victoria, mientras que el #8 llega al segundo puesto gracias a un primer relevo espectacular de Sébastien Beumi. Ferrari robó el podio a Porsche en la última vuelta.

Las complicadas condiciones de pista —llovió intensamente antes de la carrera y lo hacia intermitentemente durante las vueltas de formación— complicó el despliegue de la bandera verde. De hecho, varios pilotos trompearon durante esas vueltas de formación, como Philip Hanson en el United Autosports —dañando el alerón delantero— y hasta tres coches distintos de la clase LMGTE Am. La clave es que algunos salieron con goma lisa y otros con las de lluvia.

Toyota no tiene rival

Mike Conway no estuvo para nada listo en la salida cayendo a la séptima posición. En la primera curva ya fue superado por ambos Ferrari y también por Earl Bamber en el Cadillac Racing. Antonio Félix Da Costa, a bordo del Porsche 963 operado por Hertz JOTA, se situaba cuarto. Sébastien Buemi avanzaba entre el fondo de la parrilla.

Después de un coche de seguridad a los diez minutos de carrera, Conway recuperó el ritmo y avanzó hasta la primera posición al ganar la posición al Cadillac Racing y por la parada doble de Ferrari para cambiar a gomas de seco. A la segunda posición subía Laurens Vanthoor. Apenas doce vueltas completadas y Buemi llegaba a la sexta posición tras pasar a Tom Dillmann en la frenada de Les Combes.

El suizo siguió escalando posiciones ante el Glickenhaus y uno de los Porsche. Se cumplía una hora de carrera y Buemi ya era tercero, con un ritmo inigualable. Las paradas llegaban en la clase Hypercar. Dirección a Eau Rouge, Esteban Guerrieri perdía el control del coche, se acababa de subir.

Cuando se cumplió la hora y media de carrera, Renger van der Zande tuvo un fuerte accidente en Eau Rouge. Por suerte salió ileso, incluso saludando a la grada con gran entusiasmo, pero no pudo decir lo mismo el coche. Era una cita importante para el #3 de Cadillac Racing, ya que participarán en las 24 Horas de Le Mans. Además, luchaban por los puestos del podio. Se desplegó un nuevo coche de seguridad.

Justo antes, Ferrari había parado con sus dos coches y fueron doblados por cuatro rivales. También el Cadillac de Bamber. Cuando restaban más de tres horas de carrera, Porsche se quedaba sin el #6, segundo clasificado. Se paró en mitad de la recta principal y tuvo que ser rescatado por comisarios. Justo el #8 de Toyota pasaba por boxes y solo le pudieron poner gasolina.

Al desplegarse la bandera verde, el suizo pasaba por boxes de nuevo para dejar su paso a Ryo Hirakawa. Minutos más tarde, el Peugeot #94 se paraba en la calle de boxes, posiblemente, por un fallo eléctrico, pero pudo seguir en carrera. También volvía el #6 de Porsche a pista, pero ya con todo perdido. Hubo más problemas con el Vanwall, con Jacques Villeneuve al volante, la puerta del piloto se rompió.

Una vez arreglado este problema, Villeneuve chocaba con el #54 de AF Corse de la categoría GTE Am cuando le estaba doblando. Un nuevo coche de seguridad que compactó al grupo. Miguel Molina, con el #50 de Ferrari, se pasó de frenada al salir del Pit-Lane, cruzó la línea blanca y recibió un Drive-Throught.

Ese coche de seguridad apretó la batalla por el podio entre Porsche, Cadillac y Ferrari. Miguel Molina conseguía recuperar el tercer puesto, mientras que su compañero Alessandro Pier Guidi se colocaba cuarto, también superando al Cadillac. Porsche hacia otra parada. A falta de una hora y 40 minutos, ambos Toyota se juntaban. Brendon Hartley haría el último relevo y ambos separados por cuatro segundos.

Antonio Fuoco se subía al #50 de Ferrari y en su salida a pista, al subir marcha camino a Eau Rouge trompeó e impacto contra el muro de forma agresivo. Se desplegó el coche de seguridad. Acaba la carrera para el coche italiano que ha sumado dos podios en lo que llevamos de temporada.

Al marchase el coche de seguridad, la diferencia entre Toyota era de menos de un segundo. Cadillac, Ferrari y Peugeot paraban a todos sus coches. La categoría Hypercar apenas sufría cambios después de la bandera verde. A falta de 46 minutos, el Toyota #7 entraba en boxes para cambiar gomas y recargar gasolina. En el coche de Hartley tan solo se cambiaron los neumáticos de la parte izquierda del coche.

El #8 salió por delante, en Eua Rouge, Kamui Kobayashi superó a su compañero, pero por fuera de la pista. Recibió un Drive Through como sanción que, al darse tan tarde en la carrera, se intercambió por tiempo. La tripulación del #7 se llevó la victoria de todos modos y Toyota confirmaba su doblete. El Ferrari #51 robaba el tercer escalón del podio a Porsche, que se quedó sin gomas en la parte final de la carrera.

WRT gana en casa

Doriane Pin superó a Tom Blomqvist en los primeros giros para poner a PREMA en la primera posición. Jakub Smiechowski, en el Inter Europol de Albert Costa, caía hasta la última plaza de la categoría. Al regresar la bandera verde tras el coche de seguridad, Blomqvist volvía a la primera posición sobre el PREMA.

Gabriel Aubry entró a boxes con el #10 de Vector Sport y al volver, la rueda trasera izquierda salió disparada. Una bandera amarilla que se convirtió en un Full Course Yellow. Las dos primeras paradas dejaron al Inter Europol en la segunda posición, ese cambio de estrategia inicial había funcionado. Danill Kvyat y Robin Frijns luchaban por la tercera posición. Con todo el movimiento tanto de boxes como interrupciones en pista, WRT se colocaba líder de la categoría.

Fue justo al cumplirse las tres horas cuando el #31 de WRT superaba al coche hermano para liderar esta clase. Por detrás, ambos coches de United Autosports y el JOTA #28. La lucha entre ambos coches belgas benefició a Oliver Rasmussen en el JOTA, que tras superar al coche americano no dejó de tirar hasta alcanzar a los líderes y se llegó a colocar segundo.

El Inter Europol consigue un tercer puesto para recordar | Fuente: FIA WEC

Con el coche de seguridad en la quinta hora de carrera, la parrilla se apretó entre los cuatro primeros. Mirko Bortolotti consiguió la primera posición con el PREMA #63 ante el WRT #31 y el United Autosports en el #22. Robert Kubica —que minutos más tarde fue sustituido por Louis Deletraz— no pudo mantener el ritmo de cabeza con el #41 y bajó hasta la sexta posición al ser superado por el otro United.

El #63 de PREMA quedaría borrado de la victoria al recibir una sanción de tres minutos de Stop an Go por no respetar los procedimientos bajo el coche de seguridad. La última tanda de paradas benefició al United Autosports #23, regresando al liderato con seis segundos de ventaja ante el #41 de WRT. Albert Costa superaba en Blainchimont a Robin Frijns por la quinta posición, magnifico. Se puso cuarto pocos minutos después al alcanzar al United Autosports #22. Y el avance del español no se iba a quedar ahí porque dio caza al PREMA de Andrea Caldarelli y se colocó tercero.

En los últimos minutos de la carrera, los líderes pasaron a boxes para hacer un pequeño repostaje. WRT Team fue más rápido que el United Autosports y gracias a eso conseguirían la victoria. Además, los belgas lo tenían de cara porque Deletraz tenía mucho más ritmo que Blomqvist. Una victoria en casa que sabe mejor que nada.

Richard Mille consigue la victoria en GTE Am

Muchos coches de la categoría tuvieron problemas en la vuelta de formación. Entre ellos el #60 de Iron Lynx con Claudio Schiavoni al volante. Cuando inicio la carrera, con tan solo diez minutos disputados, el italiano se quedó clavado en la grava provocando el primer coche de seguridad de la carrera.

El coche que consiguió la Pole, el #25 de ORT by TF, bajó hasta la cuarta posición. Tomonobu Fujji, en el D’Station Racing, se colocaba al frente seguido de Sarah Bovy en el Iron Dames #85. El equipo femenino cogía el testigo de la categoría tras la parada del #777.

Fujji, para recuperar la primera posición después de las paradas, empujó a Bovy a la hierba. No solo eso, la piloto también fue superada por Michal Dinan. Y las interrupciones en la mitad de carrera también perjudicaron a los líderes, obligados a remontar contra corriente en el resto de la cita, con Richard Mille Racing y el Proton #88 como invitados de lujo.

Una vez más, las interrupciones volvieron a poner patas arriba a la clasificación. Con una hora y 20 minutos por delante —antes de que se marchara uno de los coches de seguridad que hubo durante la carrera—, Alessio Rovera lideraba con el Richard Mille Racing por delante de Nicky Catsburg en el Corvette Racing. Tercer lugar para el #88 de Proton con Harry Tincknell, aunque lo perdió en la relanzada a favor del Charlie Eastwood. Michelle Gatting superaba al Corvette de Catsburg.

A partir de esto, pocos movimientos hubo. Por lo tanto, Richard Mille Racing conseguía la primera victoria de la temporada seguido del Corvette, que debe conformarse con la segunda plaza. Tercer puesto en el podio para el coche que consiguió la pole, el #25 de ORT by TF. La tripulación femenina finalmente acabó quinta.

Acerca de Jaime Chico 7111 Articles
Director de MotorTimeES. Antes por La Gradona o Atlético Sport. También me podéis encontrar en Why Not Magazine. Ayudante de Producción en RTVE.