Dixon gana en Long Beach; Palou consigue el último escalón del podio

Scott Dixon durante el Gran Premio de Long Beach 2024 | Fuente: Penske Entertainment Corp.

Scott Dixon tuvo que sudar la gota gorda para llevarse la victoria en Long Beach. La estrategia de todos los pilotos voló por los aires al desplegarse una bandera amarilla al inicio de la prueba. Alex Palou termina en el podio después de salir sexto.

Los únicos pilotos que montaron blando en el inicio fueron Will Power, segundo clasificado, Kyle Kirkwood, Alexander Rossi, Rinus VeeKay, Pietro Fittipaldi, Jack Harvey, Sting Ray Robb. Se abortó el inicio de carrera, pero los pilotos se agruparon mejor en el siguiente giro y comenzó la carrera. Power no dudó en tirar el coche a Rosenqvist en la primera curva para colocarse primero. Alex Palou mantuvo la sexta plaza.

Las luchas empezaban por detrás, mientras que Josef Newgarden también pasaba a Rosenqvist por el segundo lugar, mientras que Kirkwood ganaba la novena plaza a Marcus Armstrong con ese blano. La primera parada fue de Rossi después de un toque por parte de Patricio O’Ward. Tuvo que cambiar neumáticos y puso los duros. El mexicano recibió un Drive Through por ese incidente con su compañero.

El toque de O’Ward a Rossi que acabó con Drive Through para el mexicano | Fuente: IndyCar

En el quinto giro, Rosenqvist perdería también la tercera posición a favor de Marcus Ericsson. El sueco volvería a perder posición en la séptima vuelta, esta vez a favor de Colton Herta por la cuarta posición. Mientras tanto, Power abría una ventaja de cuatro segundos sobre Newgarden. Palou conseguía superar también a Rosenqvist en la octava vuelta. El Meyer Shank Racing no estaba siendo tan competitivo como en clasificación.

La primera bandera amarilla llegó a las 15 vueltas tras un choque de Christian Rasmnussen contra el muro. Jack Harvey, detrás de él, intentó evitar al Ed Carpenter Racing sin éxito dañando el lateral de su Dale Coyne Racing. Al abrir el Pit-Lane, Power aprovechó para montar el duro, Dixon escogió los blandos después de varias vueltas atascado detrás de Rosenqvist. Esa parada en Penske dejaba a Newgarden al frente. En boxes, Christian Lundgaard tocó a Kirkwood tras salir de su zona de boxes.

En la relanzada no cambiaron posiciones. Nolan Siegel, que no hizo parada, se había colocado en el TOP 10 durante este intervalo, pero pronto salió tras el adelantamiento de Rossi. Sin parar también, VeeKay y Romain Grosjean habían ascendido a la sexta y séptima posición, respectivamente, mientras que Theo Pourchaire se colocaba octavo. Con el paso de las vueltas, el único cambio de posición era el de Dixon superando a Power y Siegel para colocarse undécimo.

Power no estaba teniendo ese gran ritmo con los duros y el ahorro de combustible tampoco ayudaba. En la vuelta 29, VeeKay hacía su parada y caía posiciones a la espera de las entradas a boxes del resto de pilotos. Dirección de carrera obligaba a ceder cinco posiciones a Lundgaard por el incidente con Kikwood en el Pit-Lane.

Rosenqvist entraba a boxes después de 29 vueltas para montar el neumático duro. Mantuvo posición con VeeKay. Un giro después hicieron lo propio Newgarden, Ercisson y Grosjean, los tres cambiaron al neumático blando. Herta lideraba seguido por Palou, que paraba tras completar las 30 vueltas y montó un juego de blandos. El catalán tuvo que luchar por posición con Ericsson. Herta entraba a boxes para montar también el blando.

Con todos los pilotos habiendo hecho una parada, unos mucho antes que otros, Dixon lideraba con una ventaja de dos segundos sobre Power seguido de Kirkwood, Scott McLaughlin y Graham Rahal completando el TOP 5. A la decimoquinta posición había caído Palou, solo a dos segundos de Herta. Uno de los peores parados también fue Newgarden, undécimo y sin oportunidad de superar a Santino Ferrucci.

Las siguientes vueltas fueron totalmente de gestión. De esta manera se superó la mitad de carrera. Dixon había conseguido un hueco de ocho segundos con Power. Newgarden recuperaba posiciones en pista y tras la segunda parada de algunos pilotos. A las 50 vueltas llegaron más paradas como la de los dos líderes, Dixon montó blandos y Power continuó con los duros.

Kirkwood, tras liderar una vuelta, pasó por boxes y se incorporó a pista tras Power y Dixon. A las 57 vueltas, Newgarden se olvidada de guardar neumáticos y combustible, simplemente tiraba antes de su segundo paso por boxes, que llegó tras 57 giros para montar la goma blanda. Volvió a pista detrás de Dixon, delante de Power, Kirkwood y McLaughlin. Luchando en ese TOP 10, Ericsson y Rosenqvist también paraban por segunda vez.

Herta y Palou hicieron su parada tras 61 vueltas, los dos con duros y el catalán salió muy pegado al piloto de Andretti, pero entre medios se coló Power. Dixon volvía al frente del Gran Premio de Long Beach con una ventaja de cinco segundos sobre Newgarden. En la quinta posición se afianzaba Palou, a dos segundos de Power con mejor neumático.

El piloto de Chip Ganassi consiguió superar al de Penske, quien también perdía posición con Ericsson. La siguiente parada era el podio, a poco más de un segundo. A falta de 20 vueltas, la lucha iba a estar ahí, al igual que por la victoria entre Dixon y Newgarden. Cuando faltaban 15 vueltas para el final, el Penske de McLaughlin comenzó a perder posiciones por un fallo mecánico que le impidió terminar en los puestos de cabeza. Entró a boxes.

Fueron pasando las vueltas, Newgarden no conseguía superar a Dixon, mientras que Herta y Palou se pegaban. A falta de nueve vueltas, el de Andretti tocaba al #2 de Penske en la última curva y bajaba hasta la cuarta posición. Dixon, ya entre los doblados, conseguía una ventaja sobre Herta y Palou entraba en la última posición de podio.

Quitarse a los doblados fue una auténtica locura para los tres pilotos que ocupaban el podio. Hubo más de un susto. A falta de cuatro giros, ya con aire limpia, Herta conseguía meter presión a Dixon a menos de un segundo. Palou también estaba ahí presionando. Las posiciones no cambiaron a pesar de la presión. Dixon consiguió la primera victoria de la temporada y la segunda en Long Beach, la primera fue en 2015. Herta y Palou consiguieron el podio, en el caso del catalán, una vez más sin hacer mucho ruido.

Acerca de Jaime Chico 6989 Articles
Director de MotorTimeES. Antes por La Gradona o Atlético Sport. También me podéis encontrar en Why Not Magazine. Ayudante de Producción en RTVE.