Verstappen gana en la Sprint de China con una lucha tensa entre Alonso y Sainz por el podio

Verstappen
Max Verstappen en la Sprint del Gran Premio de China | Fuente: Red Bull

Max Verstappen ha conseguido la victoria en la carrera al Sprint del Gran Premio de China tras superar a Lewis Hamilton y Fernando Alonso sin esfuerzo. Precisamente el español ha protagonizado una batalla tensa con Carlos Sainz por el podio, que ha terminado con el Aston Martin retirado y con el madrileño en la quinta plaza. Sergio Pérez ha completado el Top 3.

Lando Norris consiguió el viernes la Pole en el ‘estreno’ de este formato, con la clasificación para la sprint en la primera jornada del fin de semana. Hamilton salió especialmente bien y eso se unió a una salida extraña del piloto de McLaren, que contravolanteó y se fue por fuera en la Curva 2. Alonso escaló a la segunda posición, mientras que Lando cayó a la séptima. Por detrás, fue una arrancada bastante limpia y sin incidentes.

Carlos Sainz no tardó en oler sangre, porque empezó a echarse encima de Max Verstappen, que se quejaba por radio de problemas de batería. No era suficiente para adelantarle, pero sí para quedarse pegado a su alerón trasero y que no se marchara. Pero tampoco podía despistarse, porque Sergio Pérez esperaba un error justo por detrás. Quienes sí se fueron por delante y abrieron un pequeño ‘gap’ fueron Hamilton y Alonso.

El único que apostó por una estragia a la inversa en esta carrera Sprint —sin paradas— fue George Russell. El británico necesitaba una remontada y fue el único de la parrilla que comenzó la carrera, desde la undécima posición, con los neumáticos blandos. Perdió una posición en la salida, pero pronto recuperó dos. Eso sí, puso en evidencia el principal problema de todos en las primeras vueltas: poner las gomas en temperatura.

Fue a partir de la Vuelta  7 cuando Verstappen lo consiguió, y también solucionó sus problemas de batería. Entonces, recortó distancias con los únicos dos coches que tenía por delante y empezó a ‘asustar’. Superó fácil a Alonso en la Vuelta 8, que sabía que esa no era su lucha, y un giro después hizo lo propio con Hamilton para ponerse líder de la Sprint.

Mientras Verstappen estaba en su momento álgido de la carrera y en muy pocas vueltas le metió seis segundos a Hamilton y Alonso, el resto empezó a sufrir la degradación de los neumáticos. Fernando fue uno de los que primero acusó el desgaste de sus gomas medias, con Sainz, Pérez y Leclerc buscando ‘sangre’ por detrás. El madrileño empezó a buscar trazadas diferentes por el exterior de la pista para aprovechar la goma, pero siempre dentro del DRS de Fernando.

En apenas una vuelta, la 16, se desordenó todo lo anterior. Sainz atacó a Alonso en la Curva 4, trazaron varias vueltas en paralelo y se llegron a tocar. El que aprovechó esa ‘pelea’ fue Pérez, que superó a los dos españoles para escalar a la tercera posición. Fernando terminó cediendo ante los dos Ferrari, que empezaron una lucha también muy agresiva en la Curva 4.

Los dos coches también trazaron varias curvas en paralelo y se llegaron a tocar, pero Leclerc se salió con la suya y superó a su compañero de equipo. Alonso perdió posición también con los McLaren y su rendimiento empezó a caer en picado. Reportó un pinchazo lento en el neumático delantero por el toque con Sainz, entró en boxes para cambiar gomas y una vuelta después, Aston Martin optó por retirar el coche. De tener el podio al alcance de la mano a un abandono en una mini-carrera que se torció en unas curvas.

Por delante, Verstappen cruzó la línea de meta sin rivales, con Hamilton en la segunda posición por primera vez en mucho tiempo que le da algo de respiro a Mercedes. Pérez completó el tercer cajón del podio, con Leclerc, Sainz, Norris, Piastri y Russell completando la zona de puntos.

Acerca de Ángela Merino Sánchez 1908 Articles
Periodista. Apasionada del mundo del motor y de escribir sobre todo lo que le rodea.