Molina y su primera victoria en Le Mans: “Me podría retirar tranquilo, pero espero tener alguna oportunidad más”

Miguel Molina celebra junto a sus compañeros la victoria en Le Mans | Fuente: Ferrari Hypercar
Miguel Molina celebra junto a sus compañeros la victoria en Le Mans | Fuente: Ferrari Hypercar

La última edición de las 24 Horas de Le Mans fueron muy intensas. Miguel Molina liberó la tensión del final riéndose, llorando y gritando de rabia. Había conseguido su primera victoria en la mítica carrera francesa junto a Nicklas Nielsen y Antonio Fuoco.

Tras varias temporadas en la clase GTE Pro del Campeonato de Resistencia con AF Corse, donde consiguió un tercer puesto en 2022, Molina escalaba a la clase Hypercar la temporada pasada. Terminó tercero en el Mundial tras cuatro podios. La primera victoria con el 499P ha llegado en Le Mans, no había mejor sitio. “Es algo que llevaba buscando desde hace mucho tiempo. El año pasado nos quedamos muy cerca y desde entonces, desde que acabamos esa carrera, sabíamos que habíamos perdido una oportunidad, pero que, quizá, podríamos tener otra y este año la hemos aprovechado”, decía el español al terminar la carrera.

“Realmente, nos ha salido bien casi todo, esta vez. Todas las decisiones que hemos tomado con los neumáticos, las decisiones de estrategia, el ritmo era muy bueno… Hemos tenido los problemas de la puerta, que se ha quedado abierta, pero incluso nos ha ido bien porque así no teníamos que parar una vez más. Estoy muy orgulloso y quiero agradecer a todo el mundo que ha estado como siempre apoyándome. A mi familia, al programa de jóvenes pilotos y toda la gente de Ferrari de AF Corse, que han hecho un trabajo increíble para volver a ganar en Le Mans”, decía Molina en cuanto a emociones.

Nielsen he hecho un último stint espectacular, con gomas de seco, pero bajo la lluvia. José María López apretaba en el Toyota #7, pero el compañero de Molina no ha cometido ni un solo error. “Cada vez la competición está siendo mucho más difícil y no puedes cometer errores. En estas últimas 24 horas hemos cometido muy pocos o ninguno. Eso ha sido una de las claves para ganar”.

Molina describe el momento más crítico de la carrera. Para él, el tema de la puerta, ya que “no teníamos prevista esa parada extra. Ya en parrilla cambiamos el sensor del acelerador, que no sabíamos si iba a funcionar o no. Quizá eso fue el amuleto de toda la carrera. Hay cosas que están fuera de nuestro control, pero, realmente, todo lo que hemos podido tener en nuestras manos, lo hemos hecho de la mejor forma”, añadía el piloto del Ferrari #50.

El tercer español en ganar en Le Mans asegura que se sacrifica mucho para conseguir momentos como este. “Formar parte de esta historia y el tercer piloto español que gana en Le Mans en la máxima categoría, después de Marc Gené y de Fernando Alonso, pues puedo decir que ya me podría retirar tranquilo, pero no, espero tener alguna oportunidad más”.

Acerca de Jaime Chico 7217 Articles
Director de MotorTimeES. Antes por La Gradona o Atlético Sport. También me podéis encontrar en Why Not Magazine. Ayudante de Producción en RTVE.