Williams y la decisión de firmar a Robert Kubica en F1 2019

La decisión que tuvo Robert Kubica de aceptar el rol de piloto reserva en 2018 le ha abierto las puertas de cara a la nueva temporada, convenciendo al equipo de que es el piloto perfecto para la temporada 2019.

En la temporada 2019 volveremos a ver a uno de los pilotos con mas talento de la Formula 1, nada menos que al polaco, después de ocho años de aquel trágico accidente en rally donde sufrió graves lesiones en su brazo que hicieron que interrumpiera su progreso como piloto.

Pero este año, en varios fines de semanas, hemos visto a Robert subido en el FW41 en varias tandas de entrenamiento para poder ver cuáles eran las razones por las que Williams ha tenido este año tan desastroso. Gracias a toda la información recopilada entre los pilotos de la escudería y el trabajo del equipo, se entendió cual fue el punto débil del monoplaza.

Recordemos que este año el polaco ha sido piloto reserva dentro de la escudería, ya que los pilotos principales fueron Lance Stroll y Sergey Sirotkin. Aún así, él aceptó sin dudar aportar al equipo su experiencia y sus ganas de estar en el mundo de la categoría reina del motor.

Robert Kubica realizando pruebas con el FW41 – Fuente: Facebook Robert Kubica

Claire Williams, directora de Williams F1, declaró que se sentía muy satisfecha y encantada con el polaco por la forma de trabajar y su gran conocimiento en mundo de la Formula 1: «Tiene una comprensión extraordinaria de la ingeniería y también es un verdadero empujador, ayuda a impulsar a los ingenieros en lo que están haciendo y me empuja. Me habla a las 2 de la mañana en salas de aeropuertos de todo el mundo sobre lo que ha ido mal, lo que tenemos que estar haciendo, es increíble».

Kubica reconoció que este año ha sido muy importante para él, tanto para el desarrollo del monoplaza como para su experiencia y su integración en el equipo y en la categoría reina: “Todos me recuerdan de los viejos tiempos pero, cuando entré al equipo el año pasado y cuando vine aquí para la prueba, fue la segunda vez que manejé una nueva generación de autos de F1. Esto me dio la oportunidad de entender un poco más sobre el auto desde un punto de vista técnico, y me dio la oportunidad de entenderlo desde una perspectiva diferente acerca de cómo funciona el equipo cuando eres un piloto de carreras, cuando te concentras en tu trabajo…».

El año que entra se presenta muy emocionante con Robert de vuelta al asfalto y con el talentoso George Russell, piloto que ganó la F2, como compañero.