IMSA anuncia los cambios en el ajuste de rendimiento para Daytona

El Cadillac #10 en el ROAR anterior a Daytona (Fuente | Wayne Taylor Racing)

Los equipos ya saben los cambios que tendrán que realizar en sus coches de cara a las 24 horas de Daytona, que tendrán lugar el fin de semana del 26 y 27 de enero.

La IMSA ha publicado los cambios que los equipos tendrán que realizar en los ajustes de sus coches. El objetivo es conseguir que el rendimiento sea más equilibrado. La mayoría de estas modificaciones están referidas a la capacidad de combustible. Todas las escuderías tendrán que cumplir con estas variaciones de cara a las 24 horas de Daytona.

Empezando por la categoría DPi, Mazda deberá reducir su capacidad de combustible de 81 a 79 litros. Cadillac, equipo en que competirá Fernando Alonso, disminuirá en un litro el combustible, exactamente de 71 a 70. La reducción de combustible de Acura será de 78 a 76 litros. Nissan, sin embargo, no tendrá que realizar ningún cambio.

Los equipos de LMP2 no tendrán que realizar ningún cambio en sus coches. En GTLM solo uno de los coches sufrirá modificaciones. Este es el BMW M8 GTE, que verá aumentada su capacidad de combustible de 88 litros a 90.

En la categoría GTD hasta cuatro equipos experimentarán variaciones respecto al ROAR celebrado este mes de enero. Los BMW M6 GT3 tendrán 15 litros menos de combustible. El Acura NSX GT3 contará con 3 litros menos de combustible, esto es, 105. Lo mismo le ocurre al Porsche 911 GT3, que pasa de 96 litros a 93. El último coche que tendrá variaciones es el Lamborghini Huracan GT3, que podrá utilizar 97 litros de combustible en contra de los 95 con lo que contaba. Además, podrán ampliar un milímetro el flujo del regulador de aire del motor.

En las 24 horas de Daytona, que se celebrarán del 26 al 27 de enero, participarán un total de 47 coches, de los cuales 11 son de la categoría DPi. Cuatro serán de la categoría LMP2; nueve, de GTLM; y 23, de GTD. Esta será la quincuagésima séptima edición de las 24 horas de Daytona.