En Honda hay progresión, pero quieren más

(FUENTE | en.hondaracingf1.com)

Desde Red Bull se ha elogiado mucho a su nuevo fabricante durante estos primeros test. Incluso Christian Horner definió la instalación del motor Honda como una cosa de belleza. No obstante, desde Honda, aseguran no haber conseguido el máximo rendimiento de su motor que le proporcione un total de confianza. El mismo director técnico de Honda en F1, Toyoharu Tanabe, admitió llegar a ponerse nervioso cuando Toro Rosso o Red Bull montaron el nuevo motor, a pesar de no haber sucedido nada preocupante.

Pese a haber conseguido el mejor progreso de la marca japonesa en la era híbrida, Tanabe admitió no estar del todo seguro con ello. “No tenemos un problema serio con la instalación actual, pero encontramos algunos problemas debido al apretado embalaje. La forma era un poco demasiado agresiva, por lo que necesitamos hacerla un poco diferente. Aun así no es una gran preocupación“, explicaba el japonés para Autosport.com.

Además, como yo mismo comenté en un artículo anterior, el equipo también realizará cambios, y los ha realizado, en la fábrica y en su manera de trabajar con el objetivo de estar lo más preparados posibles para la primera carrera en Australia dentro de una semana y media.

“Hasta ahora, no es serio. Significa que podemos estar listos para la primera carrera, con los temas que tenemos aquí”, argumentó Tanabe.

Por otro lado, algo de lo más comentado acerca de la nueva temporada ha sido la incorporación de Honda a Red Bull y cuál será su rendimiento. Lógicamente, los japoneses desean evitar las principales expectativas e igualar, al menos, el rendimiento que el equipo tenía con Renault.

“Por supuesto que tenemos un objetivo inicial. Y también un objetivo para todo el año. No tenemos tanta confianza con el logro actual. Aún hay muchas áreas en las que debemos trabajar para alcanzar a los principales competidores“, comentaba el director técnico de Honda.

El equipo de la bebida energética consiguió 4 victorias la pasada temporada aunque a una vuelta eran bastante inferiores a Mercedes y Ferrari y, de hecho, acabaron terceros en el mundial de constructores. De momento, parece ser que el equipo arrancará la temporada en una posición similar a la del año pasado ya que podrían haber superado su déficit a una vuelta.

No revisamos el 100% sino [casi] cada parte, y luego aplicamos ligeras modificaciones para el peso o la fiabilidad. En el lado del motor de combustión interna, [apuntamos] nuestra máxima eficiencia en la era de la combustión. Trataremos de mejorarlo gradualmente”.