BMW no descarta continuar en las 24h de Le Mans

El GTE-PRO de BMW en el WEC | Fuente: bmw-motorsport.com

La empresa alemana dejó el Mundial de Resistencia de la FIA, tras una temporada, para centrarse en su programa del IMSA. De momento, tanto BMW como Rahal Letterman Laningan Racing, empresa que les apoya en el IMSA, no han hablado acerca de participar con su M8 en la carrera de La Sarthe.

BMW se aventuró a entrar en el WEC para la Super Season de 2018-2019, y su paso por la categoría no fue el ideal para la marca alemana. Su coche, el BMW M8 GTE, fue el que peores resultados obtuvo en las ocho pruebas del campeonato. Fueron el único equipo que no consiguió ningún triunfo, y solo obtuvieron dos segundos puestos (en Fuji y Sebring) como mejores resultados de la temporada. El 22 de mayo se hizo oficial que la marca bávara abandonaría el WEC tras las 24h de Le Mans de 2019, con el fin de seguir centrados en su programa del IMSA, junto a la ya mencionada empresa propiedad de Bobby Rahal. Se marcharía junto a Ford, dejando a la categoría GTE Pro con solo tres constructores (Ferrari, Porsche y Aston Martin).

En el IMSA tenían presencia tanto en GT Le Mans (BMW Team RLL) como en GT Daytona (Turner Motorsport). Sus resultados dejaban, al igual que en el WEC, bastante que desear, pero en GTLM se adjudicaron dos victorias al final de la temporada, en Virginia y Laguna Seca. Mientras, en GTD, el equipo Turner Motorsport obtuvo una victoria en las 6h de Watkins Glen con un BMW M6 GT3.

En 2019, en la categoría de GTLM, obtuvieron una importante victoria en las 24h de Daytona, pero no obtuvieron más que un podio después de Daytona (en Ontario). Actualmente, se encuentran 6º y 7º, en un campeonato realmente apretado. En GTD, Turner Motorsport se encuentra en tercera posición, con victoria incluida en Ontario.

BMW M8 GTE en las 24h de Daytona de 2019 | Foto: Pinterest

La trayectoria de BMW en el IMSA parece dar más frutos que la del WEC. Pero siguen sin obtener grandes triunfos tras 10 años en las competiciones de resistencia americanas.

El principal proyecto del equipo a corto plazo, según Bobby Rahal, es continuar compitiendo en el IMSA (GT Le Mans) en 2020. Respecto a las posibilidades de participar en la mítica prueba de Francia, Rahal ha declarado: «Honestamente, no sé si tenemos oportunidad de correr con el M8 en Le Mans. Es un tema que realmente no se ha debatido». Pese a esta falta de proyecto de cara a Le Mans, el expiloto americano ha expresado su deseo de participar en Le Mans: «Todo el mundo conoce mi deseo de que nuestro equipo vaya a Le Mans en algún momento y de alguna manera».

Reconoce también la importancia de hacer una buena temporada en el IMSA, y hace autocrítica de sus actuaciones en 2019: «Ahora mismo pretendemos finalizar la temporada del IMSA con fuerza. Ha sido una temporada dura para nosotros desde la victoria en Daytona».

Destaca también los estrechos vínculos entre su empresa y BMW, una unión por la cual se siente un privilegiado. Considera que, pese a las dudas sobre la continuidad de BMW, de una forma o de otra los bávaros seguirán durante muchos años en el motorsport.