McLaren toma medidas legales para buscar financiación

Lando Norris | Fuente: McLaren

El Grupo McLaren ha emprendido acciones legales en un intento desesperado por buscar financiación. Según los de Woking, necesitan liquidez antes del 17 de julio para que sus operaciones estén garantizadas hasta 2021.

McLaren anunció hace unos días que estaban considerando vender hasta el 30% de sus acciones dada la necesidad de buscar financiación debido a la crisis del coronavirus. Antes de esto, los de Woking se vieron obligados a despedir a 1.200 trabajadores.

Más allá de la Fórmula 1, el equipo británico también fabrica superdeportivos que suponen una parte importante de sus ingresos. En el primer trimestre de 2019, McLaren vendió 953 coches, frente a 307 del mismo periodo de este año. A comienzos de 2020, los accionistas de McLaren invirtieron 368,8 millones de dólares –en torno a 325 millones de euros–, que tuvieron que ser utilizados tras el cierre de las fábricas y el cese de su actividad.

Los ingresos del grupo cayeron considerablemente en los primeros tres meses de 2020 y se prevé que esa cifra aumente en este segundo trimestre. Actualmente, el Grupo McLaren está inmerso en una crisis de efectivo por el momento en el que se paga a los proveedores. Las facturas se pagan 60 días después del final del mes en el que fueron presentadas, por lo que necesitan cubrir costes a pesar de las pérdidas.

Ante esta situación, la estructura quiere utilizar su fábrica de Woking como aval, así como su colección de coches de carrera históricos. El grupo McLaren quiere utilizar esos avales para obtener en torno a 309 millones de euros de financiación, los que necesita para tener estabilidad en un futuro cercano.

“Si bien el Grupo McLaren tiene suficiente liquidez para cumplir con las obligaciones que vencen a corto plazo, se requiere más liquidez antes del 17 de julio de 2020“, señalan los documentos de McLaren, según publica Forbes. Por tanto, la liquidez de 309 millones de euros serviría para mantener sus operaciones hasta 2021.

También han recalcado que esta situación no es culpa de McLaren, sino de la crisis económica que ha provocado el Covid-19, que también ha causado estragos en la economía del Reino Unido y ha amenazado la viabilidad de muchas empresas.

“Las transacciones propuestas permitirán al Grupo McLaren tener la liquidez adicional que se requiere para garantizar su continuidad como empresa hasta 2021. Esto proporcionará un un beneficio significativo a los acreedores del Grupo McLaren”.

Con respecto a las transacciones propuestas, se refieren a vender sus propiedades y alquilarlas, además de vender una parte de su colección de coches históricos a una persona al margen de la estructura. No obstante, de momento no han conseguido usar las instalaciones de Woking como aval.

Para conseguirlo han emprendido medidas legales contra UK Bank Trustees Ltd, que se trata de un “Avalista bajo los acuerdos financieros existentes del Grupo como administrador de varios acreedores financieros del Grupo”. McLaren argumenta que los avales se deben levantar en determinadas circunstancias y ellos son los encargados de argumentar si las circunstancias se cumplen o no.

La situación en la que se encuentra McLaren ahora, obligados a iniciar un proceso legal, pone en peligro los esfuerzos que están realizando para recaudar fondos en las próximas semanas. La compañía ha explicado que los acreedores han rechazado estas transacciones y quieren realizar las suyas, por lo que “están buscando crear una situación en la que el Grupo no tenga más remedio que aceptar su propuesta de financiación alternativa, independientemente del impacto en los demás acreedores del Grupo y sus partes interesadas”.

Por tanto, entienden que el tiempo corre en su contra y que si el proceso legal se prolonga, sería perjudicial para la compañía. “El objetivo de los titulares de los bonos parece querer crear una situación en la que el Grupo se quede sin tiempo y se vea obligado a abandonar las transacciones propuestas”, ha apuntado McLaren para finalizar.

El juez Anthony Mann apuntó el pasado viernes que el margen de tiempo era optimista, pero confiaba en que la resolución fue rápida. El juicio comenzará el próximo 2 de julio.

Acerca de Ángela Merino Sánchez 1888 Articles
Periodista. Apasionada del mundo del motor y de escribir sobre todo lo que le rodea.