Verstappen no promete nada para 2021: «No hay garantía de que seamos competitivos»

Max Verstappen en Yas Marina. Foto: Sutton Images.

Max Verstappen ha reconocido que Red Bull no tiene garantías de que puedan ser capaces de plantar cara a Mercedes en 2021. El holandés deja claro que el equipo tiene que mejorar en varios aspectos para ser mejores el próximo año y por ello, no asegura que vayan a estar en la lucha por el título.

Verstappen sostiene que en 2020 han perdido oportunidades de estar en la batalla con Mercedes por algunos incidentes o problemas. Sin embargo, tiene claro que aunque hubiesen estado ahí no iban a ser capaces de ganar el título. Max reconoce que el W11 ha sido un coche superior al RB16.

«Por supuesto, no hay ninguna garantía de que lo vayamos a hacer bien el año que viene y por supuesto hay muchas áreas en las que tenemos que mejorar todavía. Tal vez hemos perdido unas cuantas oportunidades de luchar contra Mercedes este año, pero no hubiera importado mucho, no hubiéramos ganado el Mundial», ha señalado Verstappen.

Verstappen aplaude el trabajo de recuperación que hizo el equipo tras un inicio de temporada en el que claramente estaban por detrás de Mercedes. Max está contento con la actitud que han tenido durante 2020 y cerrarlo con una victoria fue una gran recompensa para ellos.

«Por supuesto, siempre hay momentos en los que podíamos haber terminado más arriba. Aunque al final, como equipo, hicimos un gran trabajo al recuperarnos desde el comienzo de la temporada, donde tuvimos algunos problemas con el coche, hasta donde terminamos el año», ha explicado.

Por otro lado, está feliz de que Sergio Pérez sea su compañero de equipo el próximo año, dado que su experiencia ayudará a crecer aún más a Red Bull en 2021. El holandés cree que es un buen reto medirse contra un piloto como el mexicano y espera que ambos le compliquen más la vida a Mercedes que en 2020 con Alexander Albon.

«Pérez ha hecho una gran temporada y un gran trabajo con el coche. Trae un poco más de experiencia al equipo y me emociona trabajar junto a él. Es una persona agradable, estoy seguro de que nos vamos a llevar muy bien. Espero que, con los dos coches, se lo podamos poner un poco más difícil a Mercedes el año que viene«, ha señalado Max para cerrar.