Alpine confía en que Mónaco haya sido «un pequeño parche» en su proceso de mejora

Esteban Ocon en Mónaco. Foto: Sutton Images.

El jefe de equipo de Alpine, Marcin Budkowski, sostiene que el Gran Premio de Mónaco fue uno para el olvido. Los franceses perdieron una gran cantidad de puntos con sus rivales directos y cayeron del quinto al séptimo puesto en el Campeonato de Constructores. Eso sí, confían en que haya sido un caso aislado.

Alpine se marchó con tan sólo dos puntos de Mónaco, y perdieron dos posiciones con Aston Martin y AlphaTauri en el Campeonato de Constructores. Fue un fin de semana para el olvido, pero confían en darle la vuelta dentro de siete días en Bakú.

“Podría haber sido peor. Nuestros rivales sumaron muchos puntos, especialmente los que acabaron arriba, ya que dos coches que salían por delante abandonaron. Para el campeonato fue doloroso, aunque hayamos sumado dos puntos, fue un fin de semana malo para nosotros. Un Gran Premio para olvidar, pero tenemos muchas cosas que aprender”, ha comentado Budkowski.

Alpine tuvo problemas durante todo el fin de semana, tanto con el ritmo como para dar con la tecla de los neumáticos. Tanto Fernando Aloso como Esteban Ocon sufrieron, aunque el francés fue capaz de salvar los muebles con una más que digna clasificación.

“Sufrimos mucho el jueves con el ritmo, pero sobre todo a la hora de poner los neumáticos en temperatura. Con Esteban, salvamos los muebles en clasificación, ya que fue capaz de clasificar en una posición decente. Tanto él como Fernando sufrieron. No fue una buena clasificación para Fernando, sufrió mucho con las gomas”.

Por último, Budkowski duda que este fin de semana tenga que ver con el progreso mostrado en Portugal y España. El equipo espera que este paso atrás no les afecte en Bakú y confían en volver a ser competitivos allí.

“No creo que este fin de semana afecte a la progresión que habíamos mostrado en Portugal y Barcelona. Necesitamos asegurarnos de que lo dejamos detrás nuestro, aunque también tenemos que aprender lo que ha sucedido en Mónaco. Queremos que no se repita en Bakú. Esperamos que Mónaco haya sido sólo un pequeño parche en nuestra progresión”, ha finalizado.