Kubica interesado en pilotar un Hypercar en 2023 o 2024

PREMA
PREMA, el más rápido en el primer día del Prólogo gracias a la vuelta de Kubica | Fuente: @Oreca

Tras dejar por segunda vez la Formula 1 como piloto oficial, Robert Kubica probó a pilotar en el DTM, donde solo estuvo un año. En 2021 se pasó a la resistencia, año en que ganó las ELMS con WRT, además de disputar el WEC e IMSA. Este mismo año volvió a disputar el WEC con Prema y logró una segunda posición en las 24h de Le Mans, debido a tener que abandonar en la última vuelta.

A pesar de los dos años de experiencia del polaco en LMP2, parece sentirse atraído por los Hypercar, una categoría de la que se espera mucho a partir de 2023 con la entrada de varios fabricantes. Así lo comentaba en Motorsport.com. 

“Es un gran reto para los nuevos equipos. El primer año será muy exigente. Aunque quiero seguir en la Formula 1, pero mi mayor posibilidad es continuar en la resistencia. Hay que encajar algunas piezas. Espero tenerlo más claro en unos días o semanas». Hay que recordar que Kubica sigue vinculado a la competición de monoplazas, pues al marcharse de Williams en 2019, fichó por Alfa Romeo como piloto reserva. Rol que aún ostenta a día de hoy.

Este interés por los Hypercar se debe a la entrada de grandes constructores como Porsche, Ferrari o Cadillac que se unen a Toyota y Peugeot. Además, se espera que para 2024 entren Lamborghini y Alpine. Por otro lado, BMW también tiene un proyecto de Hypercar, aunque por el momento solo estará en IMSA. “Estoy hablando con algún equipo para 2023, pero no tiene porque ser para esa misma temporada. Será difícil con mi rol en la Formula 1. Es difícil ajustar los calendarios».

El equipo de LMP2 con el que ha corrido este año, Prema, se ha asociado al grupo Iron Lynx, empresa que desarrollará el Lamborghini para 2024. El polaco ha reconocido haber entablado conversaciones, pero que es difícil poder fichar por ellos. Hemos hablado, pero creo que estamos lejos para decir que sí. Aún hay opciones de poder estar allí».

Kubica reconoce que si no logra estar en un Hypercar, lo más lógico será seguir en LMP2, como ha hecho hasta ahora. El polaco reconoce que le interesa probar la IMSA, donde ya corrió en las 24 Horas de Daytona con un Oreca. “Es más difícil que la Formula 1. Me gustaría estar en la IMSA. El campeonato tiene un nivel muy alto y aunque no hay muchos coches, hay carreras de verdad”, concluía el polaco.