La IndyCar deja de lado los motores de 2.4 litros; si introducirá el motor híbrido en 2024

El Penske de Will Power | Fuente: Penske Entertainment Corp.

El futuro de la IndyCar sigue generando muchas dudas, ya que ha vuelto a cambiar los planes, pero asegura que sigue comprometida con su unidad de potencia híbrida de cara al 2024.

Ya han pasado tres años desde que la serie americana anunció de que sus motores biturbo V6 de 2.2 litros iban a ser sustituidos por uno de 2.4 litros. Se pretendía instalar este 2022, pero si es verdad que la pandemia global ocasionada por la COVID-19 frenó todos los planes. En primer lugar, la nueva normativa se retrasó hasta 2023, más tarde, hasta 2024.

Jay Frye ha sido el encargado de confirmar que la idea de introducir los motores de 2.4 litros se ha quedado un poco al lado, pero si continúan adelante con el motor híbrido. “Los motores IndyCar de 2.2L suministrados por Honda y Chevrolet han brindado las carreras más competitivas del mundo. El paquete de motor híbrido 2024 brindará aún más emoción con aumentos de potencia en comparación con el motor actual”, comentaba el presidente de la IndyCar, según recoge RaceFans.net.

Las pruebas de la nueva unidad de potencia continuarán en 2023, como también se ha hecho a lo largo de este año. Un portavoz ha confirmado que, tal y como publica el medio citado anteriormente, el abandono de los motores 2.4 litros no está relacionado con una falta de piezas o problemas en la cadena de suministro.

La IndyCar introduce un combustible 100% renovable a partir de la temporada que viene. Su compromiso con el medio ambiente no cesa por eso han querido dejar claro que para 2024 se introducirá el motor híbrido.

Acerca de Jaime Chico 4953 Articles
Director de MotorTimeES. Antes por La Gradona o Atlético Sport. También me podéis encontrar en Why Not Magazine. Ayudante de Producción en RTVE.