BoP para Le Mans: entra en escena el Power Gain

El Toyota GR010 durante las pasadas 24 Horas de Le Mans | Fuente: fiawec.com
El Toyota GR010 durante las pasadas 24 Horas de Le Mans | Fuente: fiawec.com

Se ha publicado el Balance of Performance (BoP) para las 24 Horas de Le Mans. Se incluye el Power Gain por primera vez en el Campeonato de Resistencia.

Este nuevo elemento dentro del BoP permite cambiar la potencia una vez superado un cierto umbral de velocidad. Se probó en el Prólogo, antes de la cita inaugural en Catar. El sistema estaba programado para estrenarse en Imola, pero finalmente el Automobile Club de l’Ouest no lo llevó a cabo, tampoco en Spa-Francorchamps.

El nuevo boletín de cara a las 24 Horas de Le Mans confirma que Federación Internacional de Automovilismo y ACO confían en este sistema para hacerlo debutar en la mítica carrera francesa. El umbral de velocidad se ha fijado en 250 kilómetros por hora, en vez de los 210 que figuraban en boletines anteriores. Cuatro Hypercar, Alpine, BMW, Isotta y Toyota, aumentará su potencia en un 0,9 por ciento por encima de esa velocidad.

Al contrario pasará con Ferrari, que al superar esa velocidad su potencia bajará un 1,7 por ciento, en el caso de Lamborghini un 1,6 y en el caso de Peugeuot, un 0,7 por ciento. Cadillac y Porsche no verán modificada su potencia. Ahora bien, la potencia máxima del 499P ha aumentando a los 508 kW, dos más respecto a Spa, mientras que Lamborghini ha sufrido un incremento de 5 kW hasta los 519 kW, la cifra más alta. Porsche alcanzará los 511 kW de potencia, cuatro más.

Peugeot no ha sufrido cambios, mientras que Toyota ha bajado hasta los 508 kW y en el caso de Cadillac hasta los 509 kW. Alpine ha bajado 6 kW hasta los 507 kW, el Isotta Fraschini ha bajado 5 kW hasta los 515 kW y el BMW ha bajado 2 kW hasta los 508 kW. También hay cambios significativos en el peso. El que más reducción ha sufrido es el 9X8, que ahora pesará 1.047 kilogramos, 18 kilos menos.

Ferrari también baja hasta los 1.043 kg, el Isotta hasta los 1.048 y el Toyota recibe una reducción de 11 kilogramos hasta los 1.053 kg. Será el coche más pesado de todos modos, mientras que Alpine baja hasta los 1.038 kg. El coche más ligero será el V.Series-R de Cadillac a pesar de haber sufrido un incremento de seis kilos, 1.036 kg.

Porsche sube hasta los 1.042, mientras que Lamborghini y BMW se quedan en 1039 kilogramos. Los cinco coches que regresan a Le Mans corren con pesos mínimos más bajos en comparación con la temporada pasada, pero con menos potencia.

Acerca de Jaime Chico 7156 Articles
Director de MotorTimeES. Antes por La Gradona o Atlético Sport. También me podéis encontrar en Why Not Magazine. Ayudante de Producción en RTVE.