McLaren, con vista a la victoria

McLaren
Lando Norris con McLaren en Abu Dabi (Fuente | McLaren F1)

Sin duda, las nuevas reglas y el nuevo coche para el 2020 en el equipo McLaren junto con el director técnico prometen mucho para el futuro de la escudería. James Key será responsable del MCL35 en el 2020. Gracias a él, el MCL34 ha obtenido un óptimo rendimiento desde su incorporación al equipo McLaren en la mitad de temporada.
“Hemos sido más consistentes en clasificación, mientras que el ritmo de carrera ha sido variable y creemos saber por qué”, ha afirmado en declaraciones recogidas por el diario AS. Key ha sido bastante acertado en algunas decisiones con referencia al monoplaza. Tiene un concepto bastante cambiado para el nuevo monoplaza y cree tener la clave para el rediseño aerodinámico del MCL35.

Aún hay muchas posibilidades con estas reglas si nos fijamos en los tres más rápidos. El coche actual tiene puntos fuertes y débiles. Por ejemplo, este año la parte delantera (alerón, tren delantero y suspensión) ha sido una debilidad desde el principio y hemos intentado entender por qué y cómo corregirlo. Igual que se ha hecho un buen trabajo para saber qué características del coche evitan otra clase de problemas. Es un equilibrio, intentamos no ir demasiado lejos porque tenemos material competitivo, pero también hay que arriesgar para encontrar más potencial», ha explicado.

James Key quiere ir a por todo en el 2020. “El principal desafío es adaptarse a las nuevas reglas y afrontar el 2020 y el 2021 de una vez, y será una oportunidad para que el deporte corrija muchas de esas cosas de las que llevamos años hablando. Tenemos unos recursos y se repartirán entre estos dos proyectos lo mejor que sepamos”, ha manifestado.

Detrás de estos proyectos se los ve bastantes entusiastas a todo el equipo y creen en la posibilidad de concluir con mucho éxito las expectativas hacia sus dos monoplazas y consideran posible que el túnel del viento esté funcionando para el 2021.

El ingeniero James Key tiene una afinidad con Carlos Sainz, ya que en otra escudería los caminos se cruzaron. Piensa que la buena relación que establecieron en Toro Rosso podría ayudar a posibles problemas ante los cambios en el monoplaza y que Sainz podrá dar certeza de si se está realizando o no un buen trabajo. La única meta de Sainz es ser campeón y Key quiere cumplirle a él y a todo el equipo.