Sainz condiciona su GP de Hungría por un accidente en Q2: «Pido perdón, no hay excusa»

Carlos Sainz en Hungría. Foto: Scuderia Ferrari.

Carlos Sainz deja claro que no hay excusa para justificar el accidente que ha condicionado su clasificación en Hungría. El español deberá salir 15º después de un error en la Q2, el cual le ha hecho perder su Ferrari e irse contra las protecciones de la última curva. Él tratará de aprender de ello y mañana buscará remontar e intentar llegar a zona de puntos.

Sainz remarca que una ráfaga de viento le ha hecho perder el control de su coche, pues le ha sacado de la trazada y luego ha sido incapaz de evitar el accidente. El español no quiere buscar ninguna excusa y ha pedido perdón al equipo por lo sucedido. En la tarde de hoy han perdido una buena oportunidad, pero no sirve de nada lamentarse. Mañana intentarán recuperar las posiciones perdidas.

«Es muy extraño, no esperaba tener ese golpe de sobreviraje ahí. Entre a la curva más despacio que en la Q1, pero me vino una ráfaga de viento de cola que me echó fuera de la trazada. No es excusa, no debería pasar. Tengo la suerte de que no me pasa muy a menudo», ha explicado Sainz.

«Por supuesto, pido disculpas al equipo, hemos perdido una oportunidad. Ha sido un golpe de 22G, tenía tracción, pero también el alerón delantero debajo. Nunca hay que rendirse, he intentado no hacerlo, pero a veces es el momento de parar».

Por otro lado, Sainz cree que la ventaja de elección libre de neumático no es tan grande aquí. Eso sí, estudiarán todas las opciones para poder remontar y llegar hasta los puntos en la carrera de mañana. El error ha llegado en la pista menos adecuada, pues Hungría no lo pone nada fácil para adelantar.

«No hay mucha ventaja de neumáticos en este circuito. Miraremos las opciones que hay, habrá que ver cómo podemos remontar. Es un golpe duro, pues si no quieres tener problemas en una pista es aquí. Esto forma parte del aprendizaje, hay que aprender de ello», ha comentado Sainz para cerrar.