Buemi y su salida de Nissan: «Fue duro darme cuenta que ya no podría llamar a Driot»

Jean-Paul Driot y Sébastien Buemi en 2018. Foto: Sutton Images.

Sébastien Buemi ha recordado lo duros que han sido los últimos años en Nissan tras el fallecimiento de Jean-Paul Driot. El suizo remarca que la directiva se ha visto muy afectada por esta pérdida y nadie ha sido capaz de replicar por ahora el gran liderazgo dentro del equipo de Fórmula E. Por ello y en parte por los resultados decepcionantes, ha tomado la decisión de abandonar el equipo.

Buemi sostiene que es muy duro ver que ya no puede volver a llamar a Driot para mejorar el equipo. El campeón de la segunda temporada remarca que era el jefe perfecto, pues además de motivar a los pilotos, sabía encontrar el equilibrio ideal. Desde su fallecimiento, Nissan ha perdido mucho rendimiento y a raíz de ello, el suizo ha fichado por Envision para 2023.

“Ha sido una gran pérdida. Sigo pensando dentro de mí que voy a llamar a Jean-Paul y de repente, recuerdo que ya no está. Es algo muy duro. Era el jefe perfecto, ya que sabía cómo tener claro que rindiera a mi máximo nivel. A su vez, sabía a la perfección en qué momento tenía que echarte un cable”, ha declarado Buemi.

“Tenía un gran equilibrio entre la gestión de los pilotos y del equipo, para así garantizar que todos rindiéramos a un nivel muy alto. A su vez, sabía la visión ideal para ganar rendimiento y lo mejor era que le encantaba lo que hacía, no sólo por dinero. Estoy orgulloso de mi paso por Nissan y miro con ganas a los próximos desafíos en mi carrera. Voy a disfrutar de nuevo de las luchas en pista”.

Buemi tiene el objetivo de volver a luchar arriba en 2023. El suizo sostiene que estos dos últimos años en Nissan han sido muy complicados, ya que no tenía el paquete para estar en la batalla por victorias y podios. Ahora, asume el reto de ser el reemplazo de Robin Frijns en Envision, una estructura que ha sido capaz de maximizar su rendimiento en los últimos años.

Quiero estar de nuevo arriba, ese es mi objetivo. Estas dos últimas temporadas han sido muy duras, ya que no tenía las armas para luchar por cosas importantes y quiero demostrar que todavía soy capaz de ganar el año que viene. Viendo lo que logré en el pasado con Nissan, no podía estar contento por ser sexto y estoy decepcionado por las limitaciones que teníamos. En el mundo del motor además, sólo valen los resultados”, ha finalizado.