Sainz espera destronar a Toyota; el resto de españoles, con proyectos ambiciosos

Fotomontaje MotorTimeES - Jaime Chico Dueñas

Una vez más, el Dakar visita Arabia Saudí y en esta ocasión se atravesará el pais de punto a punto. La categoría con más presencia española, o una de las que más, es la de coches. Como no podría ser de otra manera, la victoria es posible, aunque la gran baja será la de Nani Roma, aún poniéndose en forma tras superar un cáncer.

El candidato a la victoria

Los primeros españoles que encontramos en la lista de inscritos son Carlos Sainz y Lucas Cruz. La pareja afronta su décimo Dakar y esperan repetir el resultado de 2018 o 2020, es decir, la victoria. Por segundo año consecutivo su suben al RS Q e-tron de Audi, pero en segunda versión, más ligero, más probado, pero aún con desventaja ante los rivales.

Sainz y Cruz están dispuestos a dar guerra a Toyota. Ya fueron los primeros en la pasada edición de conseguir una victoria con un coche híbrido como este. Para “El Matador” conseguir el cuarto touareg significaría igualar a Nasser Al-Attiyah, su máximo rival en el desierto, algo que está desenado.

“Lógicamente, afrontamos este Dakar con un poco más de ambición. Hemos podido sumar kilómetros en el propio Dakar y en el Rally de Marruecos, llegamos mejor preparados. El objetivo tiene que ser luchar por la victoria. Me gustaría ser yo el que se subiera a lo más alto del podio el 15 de enero”, explicaba en la página web del Dakar.

Carlos Sainz y Lucas Cruz en el Rally de Marruecos | Fuente: audi-mediacenter.com

Hacerse notar en la zona media

Una de las leyendas de esta parrilla, Laia Sanz. Ya serán 13 las ediciones en las que habrá participado y con el mismo objetivo que las anteriores, ver la meta. La temporada pasada debutó en esta categoría de coches con un MINI siendo vigesimotercera, pero es conocida por su currículum en motor con once victorias en la categoría femenina y el noveno puesto en la general de 2015.

Para esta nueva edición del Dakar, Sanz cambia de proyecto y se subirá al 01 CONCEPT del Astara Team. Una estructura española que lidera Óscar Fuertes, del que hablaremos más adelante. La temporada de la catalana es excelente con un tercer puesto en el Campeonato de la Extreme E junto a Carlos Sainz.

Isidre Esteve y Txema Villalobos se unen con el paso de los años. En 2023 participarán con un Toyota T1+, exactamente igual que el coche que acabó tercero en la pasada edición. No tiene muchas diferencias con el de Nasser Al-Attiyah. En 2009 hizo su primera intentona sobre las cuatro ruedas, pero tuvo que esperar hasta 2017 para volver con un cojín inteligente que no le hicieran pasar por lesiones.

Sus mejores resultados fueron en 2018 y 2019, pero en la pasada edición fue decimosexto. El nuevo coche de Toyota motiva a Esteve y es que fue séptimo en Marruecos, uno de sus mejores resultados, y cuarto en Andalucía dentro de la categoría T1.

Villalobos participó en seis ediciones del Dakar como mecánico de asistencia, pero llegó el 2017 y no se ha vuelto a separar de Esteve. “Es muy reconfortante saber que de cara al Dakar podemos correr un poco más que antes y pelear con rivales con los que no pudimos pelear en la pasada edición”, comentaba el copiloto.

Isidre Estve y Txema Villalobos | Fuente: Repsol Rally Team

Hablemos de un piloto que se nombraba anteriormente, Óscar Fuertes. Quinto Dakar para él y con la motivación del primer día, pero esta vez con la ilusión de hacer algo grande. Su vehículo utilizará un 90% de e-fuel —combustible sostenible—, un 20% más que el pasado enero. El campeón de España de Rallies de tierra en 2011 quiere demostrar que, con las herramientas necesarias, puede luchar con los mejores.

Diego Vallejo es el copiloto de Fuertes, ya su séptima participación, viendo en la meta en sus seis ediciones anteriores. Será una edición especial para el copiloto, ya que cerca competirá Sergio Vallejo, su hermano. “Llego a mi séptimo Dakar con muchísimas ganas. He acabado todas mis participaciones y me haría muy feliz mantener esa racha”.

El último de los integrantes del Astara Team es Carlos Checa, quien debutó la temporada pasada en el Dakar con un sabor agridulce al volcar en la tercera etapa. Se pasó dos días esperando a que los mecánicos repararan el coche. Checa es conocido por su carrera en las motos, ganando campeonatos de España, más los 24 podios y dos victorias que consiguió en la categoría Moto GP.

En 2011 se convirtió en Campeón del Mundo de Superbikes, acumulando 24 victorias y 49 podios en la categoría hasta 2013. Marc Sola, otro español, será el copiloto de Checa, afrontando su octavo Dakar, aunque el primero en coche. La pasada edición compitió con Santi Navarro en SSV quedando cuarto.

La familia Plaza volverá a Arabia Saudí sobre la bocina. Llegan con energías renovadas, ya que el proyecto apenas salió hace unas semanas. Es un coche confeccionado por 15 alumnos de la Universidad Nebrija, mejorado tecnológica y aerodinámicamente, de dos ruedas motrices.

“Este año volvemos con la ilusión por las nubes gracias al apoyo de todos los amigos y patrocinadores que nos permiten volver a participar junto a Sodicars Racing y con la ayuda de la Universidad Nebrija”, comentaba Manuel. Recordó el pasado mes de enero, donde un accidente en la cuarta etapa les dejó muy tocados.

El veterano piloto volvió al Dakar en 2020 junto a su hija Mónica, quien lleva dos temporadas como piloto en el Campeonato de España de Todo Terreno (CERTT) con el Avatel Racing Team, sumando kilómetros y experiencia a su palmarés, en el que destacan su trabajo de copiloto junto a Cristina Gutiérrez, Luis Recuenco y Dani Solà.

Mónica Plaza junto al nuevo juguete de la familia | Fuente: @monicaplazaa

Los copilotos del Dakar

En primer lugar, tenemos que hablar de Armand Monleón, que este año será la pareja de Jakub Przygonski a bordo del MINI T1+, el novedoso vehículo de X-Raid JCW Team. El español afronta su octavo Dakar, pero el segundo en coches tras debutar el pasado mes de enero con Lucio Álvarez. Sus mejores resultados vinieron en SSV junto a Gerard Farrés Guell, con dos undécimos puestos.

“Con Kuba tengo mucha confianza porque ambos venimos de las motos y ya éramos buenos amigos antes de este proyecto. Ahora nuestros caminos finalmente se han vuelto a cruzar y podemos trabajar juntos. Es genial trabajar con un buen amigo que habla el mismo idioma y entiende el ritmo y la navegación de la misma manera”, comentaba Monleón.

Álex Haro se embarcó en la aventura de Bahrain Raid Xtreme la temporada pasada, pero no podrá competir junto a Nani Roma, ya que este sigue recuperándose del cáncer que ya ha superado. Haro acompañará a Orlando Terranova, un gran navegante que sabe lo que es ganar etapa con Giniel de Villiers. En 2019 fue segundo en el Dakar junto a Roma.

Daniel Oliveras se pasa al Hilux de Toyota para acompañar a Juan Cruz Yacopini, quien hace su tercera aparición en el Dakar. La experiencia de Oliveras es más larga, ya que su primera Dakar fue en 2014 a bordo de una moto. Se pasó a los SSV en 2019 junto a Farrés Guell, con el segundo puesto en la categoría. Será su tercera experiencia como copiloto en coches tras trabajar con Nani Roma y Terranova.

Primera vez en el Rally más duro del Mundo

Sergio Vallejo es el primero entre los rookies español, aunque con una gran carrera en los rallies, ya que ha sumado ocho títulos de Campeón de España de rallies, dos de ellos absolutos. En los últimos años ha acompañado al equipo de su hermano Diego y ha sido copiloto en seis ocasiones, pero por primera vez sentirá todo en sus propias manos.

Mario Tomé será el copiloto de Sergio, pero ya coincidieron en 1999 al convertirse en campeones de España de F3. Es un funcionario gallego que recibió la llamada de los hermanos gallego cuando Diego tan solo tenía 17 años.

Acerca de Jaime Chico 4950 Articles
Director de MotorTimeES. Antes por La Gradona o Atlético Sport. También me podéis encontrar en Why Not Magazine. Ayudante de Producción en RTVE.