Mercedes soluciona sus problemas de cara a 2019

Presentación de un monoplaza del equipo Mercedes | Clive Mason

No es oro todo lo que reluce, y aunque en Mercedes estén celebrando su quinto doblete consecutivo en Formula 1, es obvio que algo ha cambiado en el panorama competitivo. Han surgido grandes rivales que han podido superar con solvencia el rendimiento del Mercedes en momentos puntuales de la temporada, y eso asusta.

Puede que trabajar bajo presión no sea una rutina a la que estén acostumbrados en Brackley, ya que desde 2014 han disfrutado de un amplio margen de rendimiento respecto al resto de equipos. Parecía que con el cambio de normativa de 2017 la cosa se igualaba, y la confirmación de este hecho ha llegado esta temporada 2018, en donde Ferrari ha puesto a Mercedes contra las cuerdas en la primera mitad de la temporada y Red Bull ha demostrado que tiene un chasis muy superior a la escudería alemana.

Quizás la presión de mantener la racha de triunfos ha llegado para quedarse en la sede de Brackley, y esto se puede ver traducido en errores, tanto de los pilotos como de los ingenieros.

A lo largo de la temporada, el equipo Mercedes ha mostrado más de un síntoma de debilidad, como falta de ritmo en las primeras carreras o fallos de fiabilidad, como ocurrió en el Gran Premio de Austria. Aún así, una gran labor de Lewis Hamilton, sumado al trabajo de compañero de equipo de Valtteri Bottas, la buena gestión de Toto Wolff y unos cuantos errores por parte de Vettel y Ferrari.

En definitiva, esta temporada hemos visto a un equipo trabajando más al límite que nunca. Para 2019, con un ligero cambio normativo, Mercedes debe demostrar que mantiene su dominio sobre la categoría. Para ello, el papel que juega la unidad de potencia es clave.

Hamilton celebra su victoria con Toto Wolff | Mercedes (Twitter)

Toto Wolff declaró en el pasado que estaban teniendo problemas al examinar este nuevo motor. Sin embargo, el ingeniero Aldo Costa ha declarado que estos problemas «se deben a la juventud del motor», pero ha afirmado que no cree que esos problemas sean algo dramático y que «no hay de qué preocuparse». También alaba la actuación de Lewis Hamilton diciendo que ha sido «su mejor temporada en F1». Por último, ha declarado que siguen el camino adecuado en el desarrollo del monoplaza «de acuerdo con los resultados obtenidos en la pista».

Mercedes se sitúa como favorita al título de nuevo en 2019, pero Ferrari puede pararles los pies o incluso una sorpresa de Red Bull Honda puede pillar a pie cambiado a los de Brackley y los de Maranello.

Pero el Gran Circo no se abre hasta marzo, así que, de momento, toca esperar.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*