¿Deberían volver los repostajes a la Fórmula 1?

Repostaje de Ferrari (Foto: LAT Images)

La FIA admitió hace unas semanas su intención de recuperar los repostajes en Fórmula 1, lo que provocó la división de opiniones entre los equipos y el resto de miembros del Gran Circo.

Repostar durante un Gran Premio es algo que dejamos de ver en 2010. Sin embargo, Jean Todt, presidente de la FIA, ha planteado la posibilidad de que regresen los repostajes en 2021.

«Personalmente, me gustaría ver repostajes. Me gustaría valorar en un estudio los pros y los contras, porque los coches posiblemente se han vuelto demasiado pesados y es algo que debemos discutir. Yo defiendo analizar lo que supondría el repostaje, si lo introduce tendrás coches más ligeros al inicio de la carrera que además pueden ser más pequeños».

Prohibición de los repostajes

Los normativa relativa a los repostajes ha sufrido cambios a lo largo de la historia de la Fórmula 1. Desde que comenzó la competición hasta 1983 se podía repostar durante las carreras; sin embargo, después de algunos incendios y situaciones de verdadero peligro para todos, se prohibieron una temporada después.

Después de 10 años sin repostajes, volvieron en 1994 con la idea de dar espectáculo. Los equipos idearon distintas formas para que el reabastecimiento de combustible fuese lo más rápido posible, aunque durante estos años también se vivieron situaciones de peligro.

En 2010 se volvieron a prohibir los repostajes con el objetivo de recortar gastos y de animar a los fabricantes a mejorar la eficiencia energética de los motores. Sin embargo, los equipos también contaron con depósitos con mayor capacidad para poder hacer frente a esta medida.

Casi 10 años después, la idea ha vuelto a sonar con fuerza en el paddock bajo las mismas premisas: mejorar el espectáculo o hacer los coches más ligeros.

GP de Alemania 1994

Algunos incendios han puesto en duda la seguridad del reabastecimiento de combustible en el pitlane, entre ellos el que sufrió Jos Verstappen en 1994.

En el Gran Premio de Alemania de dicho año, el equipo Benetton llegaba a Hockenheim con la intención de que Michael Schumacher se convirtiera en el primer piloto alemán en ganar su Gran Premio de casa. En la vuelta 15, Jos Verstappen entró en boxes, pero la gasolina se salió de la manguera y cayó sobre el monoplaza. En este accidente se vieron involucrados el propio piloto, Paul Seaby, mecánico de Benetton y el fotografo Steven Tee.

Seaby era el mecánico que se encargaba de cambiar el neumático delantero derecho y estaba de espaldas al hombre de la manguera. Le salpicó el combustible en la espalda y comenzó a arder, por lo que se fue directo al garaje para alejarse lo máximo posible del coche.

Steven Tee, fotógrafo, fue a la zona de boxes a mediados de la carrera, justo cuando el equipo Benetton estaba preparado para realizar la parada de Verstappen. Primero vio algo de combustible derramado, pero no prestó demasiada atención. Poco después pasó de ver a Verstappen en el coche rodeado de mecánicos a ver una bola naranja de fuego corriendo.

Sin embargo, como las cámaras de aquel entonces llevaban carrete, no sabía bien qué había fotografiado. Cuando al día siguiente fue a revelar las imágenes, se dio cuenta de las espectaculares fotografías que había captado; una de ellas es la que más famosa se ha hecho.

Incendio en el GP de Alemania 1994 (Foto: LAT Images)

Jos tuvo que bajarse inmediatamente del coche, aunque tardó unos segundos en quitar el volante y desabrocharse los cinturones de seguridad. «Recuerdo que el equipo me echó agua en la cara y luego me pusieron crema. Fui al hospital, pero todo estaba OK», explicó Verstappen.

Afortunadamente, el incendio se apagó en segundos, aunque después los mecánicos y el resto de miembros del equipo tuvieron que evaluar lo sucedido. Wayne Bennet, Simon Morley y Paul Seaby tenían quemaduras, estos dos últimos en la cara

Opinión de los equipos

En el Gran Circo ha habido división de opiniones en torno a la idea de la vuelta de los repostajes.

Claire Williams jefa del equipo Williams, es una de las detractoras de este regreso. «No sé como eso no contradice completamente y nos lleva diez pasos hacia atrás respecto a lo que intentamos promocionar en este deporte y las virtudes de la Fórmula 1 desde una perspectiva medioambiental«, ha explicado.

Para Williams, uno de los puntos a favor es que los monoplazas serán más ligeros y cree que es tarea de todos buscar la manera de reducir el peso. Además, ha insistido en que deben hacerlo mediante la normativa, ya que, de lo contrario, los equipos intentarán hacerlo por sus propios medios y solo los más grandes lo conseguirán.

Christian Horner, jefe de Red Bull, asegura que durante la época de los repostajes se produjeron algunas de las carreras más aburridas, ya que la estrategia estaba marcada únicamente por la carga de combustible. Así, contradice a todos los que opinan que hará las carreras más entretenidas.

A pesar la opinión de Horner y de lo que le sucedió a su padre, Max Verstappen es uno de los pilotos que está a favor de la vuelta de los repostajes. El piloto holandés explicó que prefería ir al máximo en vez de conservar neumáticos. «En Austria fuimos al máximo. Va a ser distinto en algunas carreras, pero no sé si la Fórmula 1 mejorará si volvemos a introducir los repostajes de carburante», ha expresado en declaraciones recogidas por Crash.net.

Pit stop de Red Bull Foto: Sutton Images)

Valltteri Bottas es otro de los pilotos que está a favor del regreso. «Si los coches son más ligeros, siempre será mejor para todos. Para las carreras, para los neumáticos… Todo lo que se pueda hacer respecto al peso siempre será una ventaja y vamos a disfrutarlo más. Todos van a disfrutarlo más», ha indicado el finlandés.

Toto Wolff ha valorado esta posibilidad desde un punto de vista financiero y opina que los repostajes generan entretenimiento y situaciones inciertas, aunque en los últimos años también se ha considerado su regreso en numerosas ocasiones y no se ha llevado a cabo.

Recientemente, algunos pilotos como Lewis Hamilton han hablado de la poca exigencia física que requiere pilotar un Fórmula 1. El piloto británico manifestó su deseo de que los coches fueran más físicos y que quería acabar las carreras como si hubiera hecho un maratón. Para ello, apostó por el regreso de los motores V12 y el cambio de marchas manual, entre otros aspectos.

Romain Grosjean compartió la opinión del pentacampeón del Mundo y daba una solución. «Si volviésemos al reportaje, en lugar de empezar con 100kg de gasolina, empezaríamos con 30 o 40, seríamos un par de segundos más rápidos y todo sería más difícil«, ha expresado.

Además, ha añadido que si las carreras fuesen como una clasificación, sus cuellos acabarían destrozados. «Si todo el tiempo nos lo pasamos ahorrando gasolina y gomas, las carreras no son difíciles para los pilotos», ha añadido.

Espectáculo vs seguridad

Los partidarios del regreso de los repostajes han alegado que mejoraría el espectáculo, y también haría los coches más ligeros. En el lado contrario, los detractores han hablado de la seguridad, uno de los motivos por los que se prohibieron en 2010, y también del coste que supondría para los equipos.

Uno de los puntos a favor para reintroducir los repostajes en las carreras es que los coches serían más ligeros, uno de los motivos de peso de muchos pilotos. Sin embargo, en cuanto al espectáculo, lo cierto es que los pit stops ya son un espectáculo en sí mismo. En Alemania, Red Bull registró el pit stop más rápido de la historia de la Fórmula 1 con un tiempo de 1,88 segundos.

Las paradas en boxes y las estrategias siguen siendo emocionantes por sí solas y apenas un fallo de unos segundos podría costarle varias posiciones a los pilotos en carrera, como le sucedió a Lando Norris en Hungría.

Los que se han mostrado contrarios a este regreso alegan un aumento de los costes. Sin embargo, se estima que supondría un gasto de 60.000€ por equipo al año, a lo que se añaden los gastos de los mecánicos que se encarguen de esta tarea. De cualquier modo, es una cantidad insignificante teniendo en cuenta el presupuesto actual de los equipos de Fórmula 1.

Pit stop de Mercedes (Foto: Sutton Images)

Con respecto a la seguridad, sí que es un importante factor a tener en cuenta, avalado por los accidentes que se han producido a lo largo de los años. Además, en 2015 los equipos votaron un posible regreso de los repostajes en 2017, con un resultado en contra.

Como conclusión, desde mi punto de vista, el regreso de los repostajes supondría un paso hacia atrás en la Fórmula 1, teniendo en cuenta los planes de Liberty Media para mejorar el deporte. Sin embargo, no se puede negar la necesidad de hacer los coches de Fórmula 1 más ligeros.

No obstante, muchos han alegado que si los pilotos repostaran en carrera podrían ir al máximo desde el inicio y no tendrían que preocuparse por el ahorro de combustible. Sin embargo, lo más probable es que tuvieran que seguir ahorrando gasolina.

Por tanto, tendremos que esperar para saber si en esta ocasión la idea cobra fuerza y se implanta o se queda en el aire, como ya ha sucedido en otras ocasiones.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*