Haas no garantiza su continuidad en Fórmula 1 tras 2020

Gene Haas y Guenther Steiner en 2016. Foto: Sutton Images.

Haas no atraviesa su mejor temporada. La estructura americana ha pegado un bajón de rendimiento considerable en comparación a 2018 y ocupan el noveno puesto en el Mundial de constructores en la actualidad. Esto ha hecho que Gene Haas, el propietario del equipo, comunique que todavía no tienen clara la continuidad del equipo para la temporada 2021.

Haas ha sido el último equipo en entrar a la Fórmula 1. Los americanos se iniciaron en el Gran Circo en 2016 y esta es su cuarta temporada en la categoría reina del automovilismo. El equipo tuvo dos temporadas muy discretas en 2016 y 2017 con alguna buena actuación, sobre todo en la primera mitad de año, pero también con actuaciones realmente discretas, en las que coparon las últimas posiciones de la parrilla. Tras dos octavas posiciones en constructores, en 2018 llegó la mejoría de Haas y firmaron un gran quinto lugar.

No obstante, no han podido repetir las prestaciones mostradas hace un año y de nuevo Haas ocupa las últimas posiciones en el Mundial de constructores. Por ello, el propietario del equipo tiene miedo a perder dinero en la Fórmula 1. En caso de que sus ganancias se reduzcan, Haas podría pensar en abandonar la Fórmula 1 en 2021. Eso sí, el equipo estará presente al cien por cien en la próxima temporada 2020.

Hay miedo de cara a 2021 en la estructura americana: «La preocupación sobre 2021 es que no importa lo que se les ocurra. ¿Cuánto nos costará? Cada vez que hacen un cambio, su implementación cuesta 20, 30 ó 40 millones de dólares. Siguen diciendo que quieren ahorrar dinero y, a pesar de ello, parecen muy interesados en hacer cambios. ‘Vamos a volver a introducir el repostaje, hagámoslo más interesante’, le dicen a los medios».

El dinero es muy importante para Haas, ya que su equipo no cuenta con tantos millones como los dos líderes de la Fórmula 1 actual, Ferrari y Mercedes, los cuales son grandes empresas del mundo del motor.

Haas ha dejado claro que no es lo mismo ser un equipo de la zona alta o de la zona media: «Si los cambios le cuestan a cada equipo 25 millones de dólares, eso no es un problema para Ferrari o Mercedes. Nosotros en la parte de atrás no tenemos el mismo impacto que los que están delante, por lo que debemos descubrir cómo hacerlo funcionar».

Han dejado claro que no pueden permitirse tener pérdidas: «Creo que debemos mirar hacia el futuro. ¿Es éste un modelo de negocio viable? Al final no manejas un negocio para perder dinero. Si no podemos obtener el apoyo necesario de la Fórmula 1 y de los patrocinadores, puede tener un efecto negativo. No diría que sea el problema hoy, pero quién sabe si lo será más adelante. En algún momento las empresas deben ganar dinero»