La F1 sigue los avances del tifón Hagibis

Las previsiones pronostican un sábado de lluvias torrenciales | Fuente: Sutton Images

Con el tifón Hagibis aproximándose progresivamente a Japón, el GP de Japón peligra notablemente. Los mandamases de la Fórmula 1 junto a la FIA, los oficiales del circuito internacional de Suzuka y la Federación de Automovilismo japonesa supervisan muy de cerca los avances de este fenómeno meteorológico.

Fin de semana de Gran Premio por delante… si el tiempo nos lo permite. El Gran Premio de Japón tendrá lugar de viernes a domingo de esta semana, aunque peligra considerablemente por el tifón Hagibis. La gran fortaleza del mismo hace pensar que las sesiones del sábado están en peligro de no disputarse.  Los pronósticos actuales auguran que Hagibis alcanzará la costa de Japón este día, pudiendo alterar las correspondientes sesiones.

La Fórmula 1 ha publicado un comunicado en el que se afirmaba que: “La FIA, Fórmula 1, el circuito de Suzuka y la Federación japonesa de automovilismo supervisan muy de cerca los avances del tifón Hagibis. Estamos estudiando las posibles consecuencias que tenga en la celebración del Gran Premio”.

Coches preparados para salir a pista en condiciones muy delicadas | Fuente: Sutton Images

No obstante, se ha señalado que se están estudiando diversas alternativas, como trasladar la clasificación al domingo. Al respecto, el comunicado ha señalado que: “Se están haciendo grandes esfuerzos en minimizar la alteración de los horarios de sesiones fijados. Sin embargo, la seguridad de los fans, de los competidores y de todos en Suzuka es la prioridad. Todas las partes seguirán supervisando la situación y se irá actualizando la información”.

El fin de semana del Gran Premio de Japón ya ha vivido situaciones similares a las actuales en el pasado. La más cercana tuvo lugar en 2014, cuando una carrera marcada por la fuerte lluvia acabó en tragedia. En 2010, la clasificación se retrasó hasta el domingo al ser imposible disputarla el sábado. La misma decisión se tomó en 2004, cuando la pista se encontraba completamente anegada.