McLaren piensa en hipotecar monoplazas históricos

McLaren
McLaren de Senna en 1991 (Fuente | McLaren Racing)

La crisis del coronavirus ha afectado a muchas empresas y el Grupo McLaren no es la excepción. Ahora, la marca se plantea hipotecar no solo la colección de monoplazas históricos que posee, sino también la fábrica de Woking. De esta forma buscan obtener liquidez para atravesar esta complicada situación.

Según ha informado Sky News, esos coches estarían valorados en 280 millones y las instalaciones, en 220. McLaren ya ha tomado medidas desde que esta crisis explotara. Han llevado a cabo un ERTE (expediente de regulación temporal de empleo) y han pedido un préstamo al gobierno británico. Dicho préstamo no ha sido otorgado, por lo que ahora la compañía busca otras soluciones.

Fuentes de McLaren han confirmado que la situación en la que se encuentran es delicada. Cabe recordar que la venta de coches ha caído en picado por la pandemia. Además, en el ámbito de la Fórmula 1, la temporada 2020 aún no ha arrancado y se espera que no lo haga hasta el mes de julio.

«Al igual que cualquier otro negocio británico, McLaren se ha visto gravemente afectado por la pandemia actual y, por lo tanto, estamos explorando una variedad de opciones de financiación para ayudar a salir de estas interrupciones comerciales a corto plazo», ha afirmado un portavoz en declaraciones recogidas por el portal estadounidense Motorsport.com.

Algunos de los monoplazas que McLaren posee después de que le pagaran a Ron Dennis su participación han sido pilotados por pilotos de renombre. Esos coches son el de Niki Lauda de 1984, el de Alain Prost de 1989, los de Senna de 1990 y 1991, los de Mika Hakkinen de 1998 y 1999 y el de Lewis Hamilton de 2008. Todos ellos consiguieron el título con estos monoplazas.

El último en hacerlo es precisamente hoy hexacampeón del mundo, aunque sus otros cinco títulos han llegado de la mano de Mercedes. Este título tiene una importancia especial porque desde entonces McLaren no ha logrado ningún otro campeonato e incluso ha atravesado temporadas tan complicadas como la del año 2015.