Williams decidió apostar por el desarrollo del monoplaza de 2023 al verse últimos en la tabla

Monoplaza de Alex Albon | Fuente: Twitter @WilliamsRacing

Williams cambió su estrategia durante la temporada, ya que «no tenía sentido seguir esforzándose». Se centró en el desarrollo del monoplaza de 2023 cuando vieron que no alcanzarían a los demás.

Alex Albon, Nicholas Latifi e incluso Nyck De Vries consiguieron sumar un total de ocho puntos en toda la temporada. Lo que derivó en que la escudería cayera al décimo lugar en el campeonato de constructores. Muy lejos del noveno equipo que era AlphaTauri con 35 puntos. Es por ello que Williams se centró en 2023 y el desarrollo del automóvil.

“Cuando ves desde allí que poco después, la diferencia entre el noveno y el octavo es demasiado grande, que no tiene sentido esforzarse en el auto de este año. Te quedarías décimo y luego te perderías de poner el esfuerzo en el auto del próximo año”, explicó Jost Capito antes de su salida de Williams.

La dificultad para sumarse a las numerosas actualizaciones de sus rivales llevó a Williams a enfocarse en el 2023, concretamente, tras Silverstone. “Entonces, cuando vimos que seriamos décimos, no nos importaba la brecha, decidimos poner todo el esfuerzo en el auto del próximo año. Eso es lo que hicimos poco después de la gran mejora en Silverstone”, apuntó Capito, según MotorSport.com.

Estas actualizaciones en el FW44 supusieron un paso adelante, pero no era lo suficiente como para lograr ser una amenaza. Además, Williams continúa recuperándose de los problemas financieros que tuvo entre 2018 y 2020.

“Todavía no estamos donde están los demás. Es por eso que realmente necesita una visión a largo plazo hasta que esté equilibrada. Puedes pensar, ‘ahora todos tiene el mismo dinero por lo que deberían estar todos al mismo nivel’. Pero no, los equipos pasaron a diferentes niveles en el límite de costes”, añadió Jost.

Gracias a la adquisición de la escudería por parte de Dorilton Capital en 2020, ha conseguido reconstruir poco a poco al equipo. “Vemos que Williams antes del límite de costes apenas tuvo nada para invertir durante años. Así que se quedaron atrás. Ahora, para ponerse al día con la misma cantidad de mejoras que tienen todos, no se resuelve solo tirando dinero”, finalizó Capito.