Piero Ferrari reconoce que le gusta Indianápolis

Piero Ferrari | Fuente: Getty Images

Piero Ferrari ha reconocido que le gusta Indianápolis y puede ser una idea atractiva para los de Maranello de cara al futuro. Ha recordado que en los años 80 construyeron un coche para competir en la IndyCar, pero nunca completaron ningún kilómetro.

Piero Ferrari cumple hoy 75 años y reconoce que no le gustaría recibir ningún regalo por parte de la Fórmula 1, porque ni siquiera sabe si habrá. « Había pedido un coche, pero no será producido. Así que… estoy esperando a la Navidad«, ha expresado en declaraciones recogidas por La Gazzetta dello Sport.

No obstante, también ha confesado que la IndyCar la resulta atractiva y ha recordado cómo fueron los años 80. Además, reconoce que a su padre le hubiera gustado obtener la victoria en Indianápolis.

«Me gusta Indianápolis. Tuve el placer de estar allí con Giampaolo Dallara el día que obtuvo su primera victoria. Ferrari había estado con Ascari, luego en los años 80 construimos un monoplaza para la Indy, pero nunca hizo un solo kilómetro. Creo que a mi padre le hubiera gustado ganar allí«, ha añadido.

Para aprovechar su cumpleaños, Ferrari ha recordado cómo fueron sus inicios en Maranello, ya que con tan solo 16 años tuvo su primer contacto con la marca. Sin embargo, no fue hasta 1965 cuando se unió a Ferrari.

«Entré a los 16 años. Una noche, mi padre me llevó a cenar y luego me dijo: ‘Tengo que pasar un momento a la oficina, ven conmigo’. Recorrimos diferentes departamentos, todavía lo recuerdo bien. Fue un viernes por la noche, fuimos él, yo y un capataz. Mi abuela acababa de morir y entre sus deseos estaba que trabajara en Maranello. Y para papá, lo que su madre decía era como una orden», ha recordado.

Para él, Jody Scheckter es uno de los pilotos que recuerda con más cariño, ya que ganó un Campeonato del Mundo y después tuvo éxito como empresario. Si tuviera que elegir a un ingeniero, se queda con Harvey Postlethwaite. «Fue el primero de los técnicos ingleses en aterrizar en Maranello. Si pensamos en quién dejó la marca más importante, Mauro Forghieri».