‘Fangio: El hombre que domaba las máquinas’: el documental sobre la leyenda de la F1

'Fangio: el hombre que domaba las máquinas' | Fuente: Netflix

‘Fangio: El hombre que domaba las máquinas’ es el documental en el que Netflix repasa la trayectoria de Juan Manuel Fangio a través de imágenes de archivo y de entrevistas. También intenta explicar la pasión que Fangio compartía junto con muchas otras leyendas del automovilismo y que le llevó a competir en una época en la que no había demasiada seguridad.

El pasado viernes 20 de marzo Netflix estrenó el documental en el que le rinde homenaje a Fangio. A lo largo de una hora y media repasa toda su trayectoria en la Fórmula 1, desde sus inicios hasta su retirada. Una entrevista al propio Fangio es el hilo conductor del documental y a la vez se suceden entrevistas de destacadas figuras del automovilismo, como Jackie Stewart, Fernando Alonso, Toto Wolff o Nico Rosberg.

«¿Sabe cuántas personas conducen coches en el mundo? Millones. ¿Cuántas licencias de competición hay en el mundo? Miles. Pero solo unos cientos compiten. Y dentro de esos cientos, hay algunos que son realmente buenos. Y después viene la Fórmula 1. Solo hay 21 pilotos en Fórmula 1. De esos 21, solo seis son realmente muy buenos. Y de esos seis, hay solo tres que son excepcionales. Y, generalmente, tan solo un genio«, comienza diciendo el documental. Y precisamente es la historia de ese genio la que se va a narrar en los siguientes 90 minutos, aunque es más que una simple biografía.

El sueño de Fangio era ser mecánico y, en ese momento, tuvo que aprender por sí mismo. Con 18 años corrió su primera carrera, sin el permiso de su padre, y poco a poco se metió de lleno en el mundo del automovilismo hasta que se convirtió en un auténtico referente. Lewis Hamilton ha hablado de él como «el padrino de la Fórmula 1», mientras que Alain Prost afirma que es «el piloto de Fórmula 1».

A lo largo del documental, Pagani destaca su clase pilotando, su inteligencia, su concentración y que nunca cometía errores. Alonso, por su parte, afirma que es la persona que ha inspirado a millones de personas en el mundo del motor para querer ser pilotos. Por eso en el documental no hace falta contar su vida de forma extensa, ya que el punto de vista de otros referentes del automovilismo es suficiente para explicar su leyenda.

Fangio | Fuente: Netflix

El documental también tiene como punto de partida un estudio matemático que la Universidad de Sheffield realizó en 2016. Esto tiene como objetivo analizar quién es el mejor piloto en función de los datos: victorias, poles, podios, rendimiento en seco, en mojado, etc.

Fangio ha ganado cinco campeonatos mundiales con cuatro equipos: Maserati, Alfa Romeo, Ferrari y Mercedes. Aunque no es el piloto que más títulos mundiales tiene en su poder, sí es el que más ha logrado con equipos diferentes. A lo largo de su trayectoria ha participado en 51 carreras, ha ganado 24 de ellas –el 46,15% de las que ha disputado–, ha subido 35 veces al podio –66,62%–, ha conseguido 23 vueltas rápidas –45,10%– y ha logrado 29 poles position –55,77%–.

Actualmente, estos son los porcentajes más altos en la categoría y es por ello que muchos le consideran el mejor piloto de la historia de la Fórmula 1. Este estudio lo corrobora y establece que el equipo tiene importancia y determina que un piloto gane o pierda. Aunque el equipo es lo más importante, el piloto tiene una gran responsabilidad. Por ello sitúa a Fangio en la cima de este ránking que completan Prost, Schumacher, Clark, Senna, Alonso, Piquet y Stewart. La justificación es que aunque otros hayan conseguido más títulos que él o tengan números similares, sus logros son imposibles de replicar en el deporte contemporáneo.

«El Chueco», como le llamaban, compitió en Fórmula 1 en una época complicada en cuanto a seguridad se refiere. En el documental aparecen sus logros, pero también sus momentos más difíciles. Se narra de forma breve la historia de Alberto Ascari, que le arrebató el mundial a Fangio en 1953 y en 1955 falleció en Monza. También el accidente en el que su copiloto perdió la vida y del que siempre se ha culpado. Además, el argentino forjó una gran amistad con Ayrton Senna, que falleció en 1994, un año antes que él.

También se incluyen imágenes nunca vistas, como cuando tomó la decisión de retirarse del automovilismo en 1958, tras conseguir su quinto mundial y el cuarto consecutivo. El propio Fangio explica que siempre ha creído mucho en el destino: ese año le dieron un coche que no corría en Indianápolis y, además, fue secuestrado en Cuba. Por tanto, recibió varias señales que le indicaron que había llegado el momento de parar.

«Mientras estaba corriendo empecé a pensar un poco en mis padres, que los tenía ya muy viejitos y pensé que todavía tenía tiempo de devolverles un poco todos los sufrimientos que han tenido por el hecho de que yo estaba corriendo por ahí, porque un familiar sufre mucho. Así que todo eso se fue juntando y yo había ido a correr por un año, llevaba diez años corriendo. Ya estaba bastante cansado de las carreras y, mientras estaba corriendo, decidí que cuando terminara dejaba las carreras. Y así fue».

En 1995, Fangio falleció y en el documental aparecen imágenes de la multitudinaria despedida que recibió en Argentina. Al mismo tiempo, Stewart explica cómo fue ese día y el completo silencio y respeto que había hacia su figura. Sin embargo, de repente alguien empezó a aplaudir y todo el pueblo le siguió. «Fue el hombre más grande que tenía el automovilismo porque tenía dignidad, tenía estilo y no había nadie en todo el mundo que no conociera su nombre», añade.

Fangio | Fuente: Netflix

El documental tiene como objetivo acercar la historia de Fangio a las nuevas generaciones, tal y como ha explicado Rodrigo H. Vila, creador y guionista, en una entrevista a la revista Parabrisas. El hecho de incluir material inédito, así como entrevistas con otros pilotos, ayuda a crear una mejor imagen de Fangio. También muestra a la perfección las diferencias que hay entre la Fórmula 1 de los años 50 y la actual, así como todos los riesgos a los que se enfrentaban los pilotos.

De la misma manera también consigue reflejar su personalidad. Por un lado, muestra su talento y su inteligencia como piloto, pero también su humildad. El argentino siempre se mostró agradecido con todas las personas que componían su equipo: «Siempre se nombra al que corre, pero nunca a los mecánicos. Sin ellos no se puede ganar una carrera».

Sin duda, ‘Fangio: El hombre que domaba las máquinas’ es la mejor opción para conocer a una de las grandes leyendas del automovilismo. Como dato curioso, los guionistas son los mismos que hicieron el documental que cuenta la vida de Senna, aunque es cierto que no han conseguido conmocionar de la misma manera. En este caso, el documental ha conseguido su cometido: recordar y homenajear la figura de uno de los mejores pilotos de todos los tiempos.

Acerca de Ángela Merino Sánchez 1546 Articles
Periodista. Apasionada del mundo del motor y de escribir sobre todo lo que le rodea.