Red Bull, con ganas del «desafío» que supone el límite presupuestario

Christian Horner en 2020. Foto: Sutton Images.

El jefe de equipo de Red Bull, Christian Horner, ha reconocido que el equipo está listo para afrontar el desafío del techo presupuestario en 2022. El límite de gastos entrará en vigor junto a la nueva era de la Fórmula 1 el próximo año, y el objetivo será el de igualar la parrilla lo máximo posible. Esto será una desventaja para las estructuras con más recursos, pero la marca de bebidas energéticas no tiene miedo.

Horner asegura que la eficiencia será lo más importante en esta nueva era de la Fórmula 1, los equipos que tengan el producto más eficiente serán los que puedan llegar más lejos. Los recursos serán más limitados, y por ello, la organización tiene que trabajar de la forma más completa posible. En Red Bull, están listos para este gran desafío.

“El límite presupuestario es un gran desafío, pero yo creo que toda la organización del equipo ha respondido de forma increíble ante él. El objetivo será obtener la mayor eficiencia posible, algo que en la Fórmula 1 no ha sido tan importante en los últimos años. Creo que es un desafío significativo, pero está bien preparado”, ha declarado Horner.

Por otro lado, Horner tiene claro que un límite de gastos supone también un límite de componentes. Por ello, los equipos con más recursos no podrán tener un plan B en caso de malgastar alguno de ellos. El directivo británico ve con buenos ojos esta idea, y cree que será una base muy importante para tener una Fórmula 1 más eficiente en el futuro.

“Hay que ser eficientes en cuanto a capacidad interna, y no hay que malgastar componentes, ya que tendremos grandes reducciones. Es un desafío para todos, y seguirá siendo un desafío dar con la tecla y llegar a lo más alto. Esto es disciplina para la Fórmula 1, y tendrá un gran impacto en los gastos”, ha expresado Christian para finalizar.