Daniel Ricciardo en su paso por McLaren: «Ha quedado claro que no soy un piloto perfecto»

Daniel Ricciardo | Fuente: Instagram @mclaren

Daniel Ricciardo ha salido de McLaren tras dos años decepcionantes. La victoria lograda en Monza no esconde las flaquezas demostradas por el australiano. El nuevo piloto de pruebas de Red Bull, ha reconocido que tiene debilidades como piloto que se han hecho claramente visibles en su paso por la escudería británica.

Desde que salió de Red Bull, donde ganó siete Grandes Premios y luchó de tú a tú con Verstappen, ha pasado por varios equipos en busca de retos. En 2019 llegó a Renault, donde hizo grandes actuaciones. Dos años más tarde pasó a ocupar el vacío dejado por Carlos Sainz en McLaren. El australiano esperaba dar un salto de calidad. Sin embargo, en su estancia con los de Woking, su rendimiento no ha estado a la altura de su estatus y ha sido el joven Lando Norris quien ha tirado del equipo en la mayoría de ocasiones.

Ricciardo ha estado en el podcast «Beyond the grid» de la F1, donde ha reconocido las complicaciones con McLaren. «En estos dos años con McLaren he sufrido mucho. Era algo entre el coche y yo. No sé si era por sensaciones o datos, pero el coche no hacía lo que yo esperaba. Sobre todo en la entrada a curva era donde más problemas tenía».

El piloto cree que han sido demasiado duros a la hora de buscar más velocidad en el monoplaza. «En la primera clasificación no estaba a gusto, pero acabé por delante de Lando. A partir de ahí, intentaba ir más rápido con el coche sin ajustarlo a mis fortalezas y no iba cómodo. Ha quedado claro que no soy un piloto perfecto. Tengo mis debilidades y en McLaren se han visto. Tenía que trabajar en ellas pero no he sido capaz de estar cómodo con ese coche».

En lo que respecta a esta temporada, Ricciardo no disputó los test de Bahréin, y se vio afectado por ello. Pero cree que que la clave fueron las evoluciones de Barcelona. «En Bahréin me afectó no haber estado en los test. Pero a principio de temporada fui más competitivo. Cuando llegaron las mejoras en Barcelona, empecé a sufrir y a perder distancia con Lando».