La F1 se plantea la entrada de un ‘DRS inverso’ para 2026

Checo Pérez y Charles Leclerc Yas Marina | Fuente: Getty Images

La Fórmula 1 está estudiando la posible entrada de un ‘DRS inverso’ que haga frenar a los coches que son perseguidos para que exista más batalla en pista. Basado en la aerodinámica activa y con la posibilidad de ser introducido en los monoplazas de 2026.

“Creo que el DRS es una herramienta útil, cuando queremos que los coches se acerquen a la parte trasera de otro y puedan ponerse al lado en una curva y tener una batalla rueda a rueda. Seguirá siendo una herramienta que tendremos que usar, tal vez con la aerodinámica activa eso cambiará”, explicaba Ross Brawn para Motorsport.com.

La seguridad prima por encima de todo y, aunque la idea del ‘DRS inverso’ se plantea como una muy sorprendente y atractivo para las carreras, todavía no es realidad. Pasarlo a la práctica, gracias a la aerodinámica activa, puede suponer un gran cambio para la F1. “Una de las grandes cosas sobre el coche de 2026 es si introducir aerodinámica activa. Creo que es un paso de eficiencia muy atractivo. Todavía hay que resolverlo para ver cómo se puede hacer, y si se puede de forma segura y predecible. Pero, la aerodinámica activa, la tenemos actualmente con el DRS. ¿Pero se puede hacer algo mucho más significativo?”, añadía Brawn.

La creación de un posible sustito del DRS está en estudio, para que los coches tengan más rendimiento cuando están persiguiendo a otros. A la vez se analiza si este fuera capaz de frenar al que está por delante creando con ello una batalla mayor. «Si tienes aerodinámica activa por supuesto que podrías afectar al coche de delante. Podrías establecer una distancia de proximidad. Una vez que te acerques al coche de delante, este pierda un poco de carga aerodinámica y tú la ganes. Hay trucos con lo que puedes jugar, se convierte en una oportunidad”, indicaba Brawn.

Aunque es muy sorprendente, Ross Brawn no promete nada para 2026. Se trata tan solo de posibles ideas que introducir por ahora, pero lo que tienen claro es la incorporación de la aerodinámica activa. “No estoy diciendo que vayamos a hacer eso, pero es una posibilidad. Asique el coche de 2026 será una lección aprendida de lo que tenemos ahora y creo que incorporaremos alguna forma de aerodinámica activa”, aclaraba Brawn sobre la posible llegada de ese nuevo DRS.