Los Toyota 4×4 “no pueden competir” contra la velocidad de los Buggies de Mini

Giniel De Viliers junto a su compañero Alex Haro durante la 7ª etapa del Dakar| Fuente: A.S.O. Fotógrafo Florent Gooden / DPPI

El jefe de Toyota ha afirmado al medio Motorsport.com que sus 4×4 “no pueden competir” contra los buggies del equipo X-Raid. Asegura que es necesario un cambio de reglamentación para que estos dos tipos de coche puedan competir al mismo nivel.

Tras la séptima etapa del Dakar, el piloto español del buggy de Mini, Carlos Sainz, cuenta con una ventaja de 10 minutos frente al Toyota Hilux del Nasser Al-Attiyah, ganador de la anterior edición del Rally. En cuanto a las victorias de etapa el equipo X-raid, formado por Peterhansel y Sainz, han conseguido cinco victorias de etapa entre ambos frente a la única victoria en la segunda etapa de Toyota.

Glyn Hall, como jefe de equipo de Toyota Gazoo Racing, comentó a algunos medios seleccionados, que para ellos es injusto que la FIA no haya modificado el reglamento de las restricciones de aire, sobre todo después de los datos que se obtuvieron en la pasada edición del rally. Fue durante el verano de 2018 cuando la FIA redujo el diámetro que restringe la entrada del aire a los 4×4 con motores de gasolina de 38 a 37 mm. En cuanto a los motores Diesel se mantendría en 39 mm para los que solo contaban con un turbo, como el Mini y 38 mm para los que tenían dos turbos, como el Peugeot.

«Le he estado diciendo a la FIA por un tiempo: cuando Peugeot estuvo allí todo estaba bastante equilibrado, pero luego en 2018 redujeron el restrictor de aire en 1 mm», dijo Hall. «Eso significa unos 40 minutos al final del rally. Es frustrante tener que luchar contra esto. Los conductores se bajan del coche y me dicen que no pueden competir contra ellos en términos de velocidad en línea recta, que pasan fácilmente».

El jefe de X-Raid Mini desmintió que sus buggies contaran con una ventaja significativa

«El problema con Glyn es que siempre está llorando», dijo Quandt en declaraciones a Motorsport.com. «Estaba llorando el año pasado cuando estaban ganando y ahora, cuando está detrás, llora. También lo hace en las reuniones de la FIA».

«No está siendo realista. Podemos ver que estamos separados por un solo minuto después de 470 km; ¿cuál es el problema? Si vemos los últimos días, hablamos de dos minutos, un minuto, uno y medio… no hay problema con los restrictores de aire. Estamos súper equilibrados». Para Fernando Alonso, piloto de Toyota, los Mini Buggies “juegan en otra liga” y su compañero Al-Attiyah dejó claro en un vídeo que subió a redes sociales que el Buggy es “demasiado rápido”.

Peterhansel Stephane | Fuente: dakar.com