Laia Sanz, preparada para el Dakar: “Los cambios en el reglamento me pueden venir bien”

Laia Sanz está ante su undécimo Dakar consecutivo | Fuente: mediage.emailsp.com

Laia Sanz afronta su undécima participación consecutiva en el Dakar. Ha sido un año complicado para la barcelonesa tras ser diagnosticada por Lyme, una enfermedad que ha llegado por la picadura de una garrapata. Debido a esto su preparación no ha sido tan sencilla como en años anteriores, pero está dispuesta a darlo todo.

En todo momento, Sanz ha llegado al podio final y desde 2014 siempre ha estado entre el Top20 e incluso dentro de los quince primeros, se convirtió en la primera mujer que acabó el Dakar en motos. El mejor resultado llegó en 2015 cuando acabó novena en la general, algo inédito para una piloto femenina desde que se disputa la prueba en 1979.

Laia volvió del Dakar con una lesión en una mano tras una caída, que por momento si dudó de su continuidad, pero pudo llegar a la meta. El rodaje en la moto tampoco ha suficiente debido a la enfermedad que le ha tenido lejos de las pistas.

“Ha sido un año complicado para todo el mundo por el Covid, pero para mí ha sido especialmente difícil, primero por la lesión en la mano que me hice en el Dakar, que se alargó muchísimo, y luego por no encontrarme bien, que es mucho peor que tener una lesión. Han sido meses muy duros, por no saber lo que me pasaba, con síntomas extraños y, una vez encontrada la causa, por lo puñetera que ha sido la enfermedad, que es difícil de eliminar y que te deja muchas secuelas. Estoy contenta de encontrarme mejor, pero todavía queda un largo camino y espero ir mejorando”.

Laia Sanz | Fuente: mediage.emailsp.com

La catalana ha probado en Dubai sobre el desierto, asegura que fue un entrenamiento progresivo, pero que acabó con grandes sensaciones: “Los entrenos en Dubai fueron positivos y eso que toqué la moto de Rally dos días desde el último Dakar. No se ha notado falta de rodaje, simplemente ver cómo está mi cuerpo durante el Dakar”.

Sobre la nueva ruta ha dicho: “Muy distinto al año pasado, me lo espero como la primera semana. Castera es muy bueno en lo que hace y será un Rally más lento y navegado, creo que será más duro y pasarán muchas cosas por el cambio de reglamento, neumáticos, pistón… Creo que me puede beneficiar siendo una piloto con cabeza”.

Sanz se estrenará en el Extreme E, por lo tanto ya no ve tan lejos su participación en un Dakar sobre cuatro ruedas: “No sé si será mi último Dakar en moto, pero me queda motivación y disfruto, eso  lo tengo claro. Es verdad que no tengo 20 años y el tema de los coches no lo veo tan lejano, si veo la oportunidad pronto, ojalá pase”, finalizaba.

Acerca de Jaime Chico 3056 Articles
Director de MotorTimeES. Esta nueva aventura nació desde la ilusión y fuerza de unos pocos.