O’Ward consigue la segunda victoria de la temporada; Palou pierde el liderato por un punto

Pato O'Ward en la segunda carrera de Detroit | Fuente: Arrow McLaren SP

Josef Newgarden se llevó la Pole de la segunda carrera de Detroit, pero la estrategia ha jugado en su contra al llegar al final con neumáticos blandos y desgastados. Mejor pintaban las cosas para Alex Palou con un cuarto puesto, en carrera ha subido al podio, pero ha perdido el liderato.

La salida de esta segunda cita fue más accidentada. En primer lugar, Alexander Rossi, Romain Grosjean y Scott Dixon se tocaron mutuamente. El de Chip Ganassi estuvo a punto de trompear. Esto ocurrió en la curva uno, mientras que, en la cuatro, Max Chilton se subió al coche de James Hinchcliffe e impactó contra las barreras al no tener alerón delantero.

En la quinta vuelta se reinició la carrera con Newgarden al frente seguido de Herta, Palou, Rossi, Rahal y Ed Jones, que volvió a firmar una buena clasificación, pero de nuevo su ritmo de carrera no ha sido el deseado. O’Ward caía hasta el undécimo lugar, aunque no tardó en superar a Pagenaud.

Will Power, que perdió la carrera por no poder arrancar su coche, escaló desde el vigésimo puesto hasta el decimotercero en estas primeras vueltas. Newgarden puso una ventaja de casi tres segundos sobre Herta, mientras que Palou mantenía el ritmo. Conor Daly abrió la veda de las paradas cambiando a las gomas duras.

Rossi, con el alerón delantero dañado en la quinta posición, comenzó a hacer un tren que perjudicaba a Jones, Ferrucci, entre otros que venían por detrás. Rahal se alejaba de él seis segundos. Una vuelta más tarde, en la trece, Dixon superó al de Andretti, mientras que Ed Jones perdía posiciones con Ferucci, O’Ward y Pagenaud.

En la vuelta 18, Rinus VeeKay tuvo un toque con Marcus Ericsson, ganador de la carrera de ayer. Las paradas continuaban su curso, mientras que Newgarden le metía trece segundos a Herta llegando a las 20 vueltas.

Cuando los líderes pararon, el de Penske se mantuvo al frente cinco segundos por delante de Power, que no había hecho su parada aún. Le seguían Herta, Sato, que hizo su parada en la amarilla del inicio, y Palou completaban el TOP5. Jack Harvey hizo su parada en la vuelta 27; estaba bien posicionado, pero recibió un toque de Romain Grosjean. Al francés se le sancionó con un Drive Through.

A partir de la vuelta 40, Herta comenzó a apretar. Tenía una desventaja de diez segundos y la bajó a cinco en apenas cinco giros. Justo en este momento entró él y todo los que le seguían hasta el sexto clasificado. Newgarden entró en el giro 46 para montar los blandos. En la vuelta 49, Askew decía adiós a su regreso.

No se esperaban más paradas y esto lastró definitivamente a Newgarden. Su neumático se desgastó rápidamente, mientras que Herta le daba caza. Quedaban 17 vueltas para el final y Jimmie Johnson provocó otra bandera amarilla, la cual perjudicó a Josef, quien tuvo que aguantar la presión de Herta en el reinicio. Por detrás, O’Ward superaba a Dixon por el quinto puesto.

Once vueltas para el final y el coche de Grosjean se incendió en su parte delantera. Él mismo tuvo que coger un extintor para apagar el coche. La carrera volvió a la bandera verde y O’Ward parecía tener otro coche; superó tanto a Palou y Rahal que ya le hacía subir al tercer puesto. No tardó mucho en zafarse de Herta.

‘Pato’ tardó algo más en adelantar a Newgarden, concretamente dos vueltas antes de ver la bandera cuadros. Por detrás, Herta perdía el tercer puesto a favor de Palou. Gracias a esto, el español es segundo del Campeonato tan solo un punto por debajo de O’Ward, el nuevo líder.

Acerca de Jaime Chico 2753 Articles
Director de MotorTimeES. Esta nueva aventura nació desde la ilusión y fuerza de unos pocos.