Seidl y la lluvia en Spa: «Tienes que aceptarlo, la otra alternativa es correr en un circuito interior»

Andreas Seidl en el GP de Bélgica | Fuente: Getty Images

Andreas Seidl, jefe de equipo de McLaren, opina que las condiciones de la pista el pasado domingo en el circuito de Spa-Francorchamps no eran óptimas para correr. El británico cree que la única forma de esquivar la meteorología sería correr en circuitos interiores, por lo que respalda todas las decisiones que dirección de carrera tomó.

La fuerte lluvia que cayó el domingo en Bélgica obligó a posponer durante más de tres horas el Gran Premio, para finalmente suspenderlo. Seidl cree que no se podía hacer nada para correr, pues las condiciones eran realmente complicadas, y ningún coche de ninguna categoría hubiera podido hacerlo.

«Creo que simplemente tenemos que aceptarlo porque la otra alternativa 100% garantizar es correr en un circuito interior. Creo que tienes que aceptar que mientras sigamos corriendo, podemos tener días como estos y que no es posible correr con ningún coche», ha afirmado en declaraciones recogidas por el portal Motorsport.com.

«Lo primero, tienes el problema del aquaplaning, sumado a la visibilidad de los pilotos con el ‘spray’. No creo que haya ningún coche que te permita correr seguro en las condiciones que teníamos«, ha añadido, en relación a los principales problemas a los que se tenían que enfrentar los pilotos.

Andreas considera lógica la decisión que tomó la F1 de buscar una ventana en el radar para poder competir, pues ellos también vieron ese hueco. Además, la pista de Spa suele drenar muy bien y si hubiera parado de llover, los 20 coches hubieran secado la pista bastante rápido. Sin embargo, siguió lloviendo y había mucho aquaplaning.

«Diría, como hemos visto en días anteriores, que la pista podía secarse bastante rápido hasta un punto en el que se pudiera correr. En el último reinicio de la carrera vimos lo mismo en nuestro pronóstico del tiempo que Michael Masi: había una ventana potencial para que la lluvia se detuviera. Con 20 coches dando vueltas alrededor de la pista, podía secarse bastante rápido. Creo que esa era la intención cuando se intentó relanzar la carrera. Lamentablemente, no podemos controlar el clima y no funcionó», ha confirmado.

Para Seidl, al igual que para todos, «la seguridad es lo primero y definitivamente se han tomado las decisiones correctas». Del mismo modo, también ha opinado sobre el reparto de puntos. Como los pilotos dieron más de dos vueltas detrás del coche de seguridad, se pudieron repartir la mitad de los puntos. Esto benefició a algunos equipos y perjudicó a otros, pero respalda a la FIA, pues solo aplicó las normas tal y como están escritas.

«Nadie quiere una carrera como la que se corrió aquí, pero al final hay reglas establecidas y se han aplicado. También está claro que nos beneficiamos de eso porque teníamos un coche en la cuarta posición y nos beneficiamos del buen resultado de clasificación que tuvimos con Daniel. Está claro que todos los equipos que no se beneficiaron de ello, pendientes de su puesto en el campeonato, están llorando y quejándose ahora. Eso es parte de la naturaleza de la F1″, ha señalado Andreas para cerrar.

Acerca de Ángela Merino Sánchez 1567 Articles
Periodista. Apasionada del mundo del motor y de escribir sobre todo lo que le rodea.