Sargeant sueña con el título de F2 esta temporada: «Nunca me rindo»

Logan Sargeant en Austria. Foto: FIA Fórmula 2.

Logan Sargeant sueña con ganar la Fórmula 2 esta temporada. Aunque su inicio fue bastante complicado, el estadounidense ya es segundo en el Campeonato después de ganar la carrera larga de Austria. El de Carlin cruzó la meta cuarto, pero todas las sanciones que hubo por delante le permitieron llevarse la victoria, aunque reconoce que un triunfo así no es lo que todo piloto quiere.

Sargeant tuvo una carrera complicada en Austria, en la que tuvo que remontar tras no acertar en la estrategia. El estadounidense rindió a un gran nivel y llegó cuarto a meta, pero todas las sanciones que hubo por delante finalmente le han dado la victoria. Este triunfo, aunque no llega de la forma ideal, lo sitúa segundo en el Campeonato y asegura que no se rendirá hasta el final para ganar esta edición de la Fórmula 2.

“No es la forma en la que me gusta ganar una carrera, pero los puntos son los puntos. Una gran parada por parte del equipo y yo lo he dado todo para ganar posiciones. Tengo ganas de Paul Ricard y de seguir con esta buena racha. Estoy yendo al máximo cada vez que salgo a pista y lo de esta carrera es un gran ejemplo. Podríamos habernos dado por vencidos, pero nunca me rindo”, ha declarado Sargeant.

En lo que a la estrategia respecta, Sargeant tiene claro que no acertaron a la hora de arrancar con los neumáticos de lluvia. Lo bueno es que su ritmo con el compuesto medio fue muy bueno y aunque llegó a tener si esas ruedas llegarían hasta el final, sabía lo difícil que ha sido adelantar en Austria. Por ello, la clave era dar vueltas decentes y, sobre todo, no cometer errores.

“En la vuelta de formación ya estaba bastante claro que los neumáticos de seco iban a tener ventaja, pero era optimista de que pudiésemos aguantar hasta la parada en boxes. El coche de seguridad, creo que nos ayudó, pero el resultado final al menos ha sido bueno, viendo la estrategia que habíamos hecho”.

“Me he llegado a preocupar durante mi tanda larga con el neumático medio, estaba deslizando mucho. Eso sí, desde ayer sabía que aunque haya un coche más lento delante tuyo, no es fácil seguir de cerca. La clave estaba en no cometer un error y dar vueltas decentes para que no estuviesen pegados ni tuviesen oportunidades de adelantamiento”, ha finalizado.